Poríferos: características de las esponjas

Poriferos, filo Porifera, esponjas
Poríferos: Porifera

Los Poríferos, Porifera, son uno de los filos de animales más primitivos. En este grupo de animales invertebrados se incluyen entre 5000 y 10000 especies y comúnmente se conocen como esponjas. Se caracterizan por tener cuerpos llenos de poros, de ahí su nombre, por los que circula el agua. Son organismos multicelulares, heterotróficos y no tienen paredes celulares.

Los poríferos habitan siempre medios acuáticos, mayoritariamente medios marinos, aunque hay algunas especies que pueden vivir en agua dulce. Las profundidades en las que viven pueden variar entre zonas cercanas a la costa hasta profundidades de prácticamente 9000 metros. Se trata de organismos sésiles por lo que no presentan movilidad.

Características de los poríferos o esponjas

A diferencia de la mayoría de animales, los poríferos, esponjas, no tienen tejidos ni órganos diferenciados, poseen simetría radial, aunque está ausente en determinadas especies. Las formas irregulares que adoptan sus cuerpos están adaptadas para facilitar el flujo de agua a través de sus cavidades. Muchas esponjas disponen de esqueletos internos hechos de espongina y pueden tener espículas de carbonato de calcio.

El cuerpo de los poríferos está formado por dos capas de células separadas entre sí por un espacio. La capa exterior se domina pinacodermo y está compuesta de células parecidas a las epiteliales y conocidas como pinacocitos. Esta capa tiene numerosos poros a lo largo de su superficie y cada uno de estos poros está revestido por una célula especial denominada porocito. La capa interna se conoce como coanodermo y está formada por células flageladas llamadas coanocitos. Gracias al movimiento de estos flagelos se producen las corrientes de agua que pasan a través del animal. El espacio entre el pinacodermo y el coanodermo se conoce como mesohilo y en él se pueden encontrar diferentes células con funciones relacionadas con el soporte, la alimentación y la reproducción.

A pesar de no tener estos invertebrados tejidos diferenciados, las esponjas sí disponen de diferentes tipos celulares encargados de funciones concretas. Además de los porocitos, los coanocitos y los pinacocitos, están los basopinacocitos que ayudan a la fijación del animal al sustrato, los colenocitos que secretan colágeno al mesohilo, los espongiocitos que secretan fibras espongina, los esclerocitos que producen las espículas, los miocitos que son células contráctiles, los amebocitos que son células precursoras de los otros tipos y las células esferulosas que se encargan de la secreción.

Alimentación de los poríferos

Todas las funciones relacionadas con la nutrición se realizan mediante el flujo de agua a través de los poros. En cuanto la alimentación, captan partículas que hay en el agua. Las partículas que son demasiado grandes para entrar en los poros son fagocitadas por los pinacocitos que las digieren internamente. Las que sí penetran por los poros son captadas por los coanocitos y suponen el 80% del alimento de las esponjas.

Existen algunas excepciones a este tipo de nutrición o alimentación, ya que hay algunas especies de esponjas que son carnívoras y se alimentan de pequeños crustáceos. En otros casos los poríferos pueden ser endosimbiontes con otros animales como algas verdes o cianobacterias de los cuales obtienen materia orgánica.

Respiración de los poríferos

La respiración de los poríferos es por difusión directa del oxígeno disuelto en el agua. De la misma manera, el dióxido de carbono y el amoniaco generados por el animal son eliminados por difusión simple a través del agua.

Reproducción

Los poríferos se pueden reproducir tanto asexual como sexualmente. Para el primer caso existen tres métodos diferentes. El primero es la fragmentación, cuando un fragmento de la esponja se separa del resto del cuerpo, éste puede reconstruir las partes que faltan y convertirse en una esponja funcional. Las otras maneras de reproducirse son produciendo pequeñas yemas que se desprenden o generando gémulas bastante más complejas. Estos dos métodos están limitados a algunas especies.

En cuanto a la reproducción sexual de los poríferos, la mayoría de esponjas son hermafroditas. No disponen de gónadas y los espermatozoides normalmente están formados por los coanocitos y los óvulos por la transformación de archeocitos. Generalmente la fecundación se realiza entre distintos organismos: se expulsan los espermatozoides al agua y entran por los poros de otra esponja donde se transforman y se llevan hasta el mesohilo para encontrarse con los óvulos. La mayoría de especies retiene los huevos fertilizados hasta que nace el nuevo organismo, que lo hace en forma de larva móvil con cilios o flagelos.

Estructura o grado de organización

Asconoides

son esponjas que presentan una estructura muy sencilla, en forma de tubo, normalmente forman racimos de organismos en forma tubular. Su tamaño es pequeño. Un ejemplo son las especies integrantes del género Leucosolenia.

Siconoide

Es un grupo más avanzado que conforma diversos grados de plegamientos del cuerpo, el atrio se presenta más reducido. El flujo del agua es mayor y el cuerpo exterioriza mayores dimensiones, por ejemplo las esponjas del género Sycon.

Leuconoides

Son las que presentan mayor grado de plegamiento, el atrio casi ha desaparecido y disponen de un número considerable de cámaras flageladas. Es la estructura más habitual, pues está presente en la mayoría de esponjas. Sus formas pueden ser también variadas: cuerpos aplanados, tubulares, ramificantes, etc. Estas esponjas son las integrantes del grupo Demospongidae.

Clasificación de los poríferos, ejemplos

Dentro del filo de los poríferos se distinguen 4 clases con 3 de ellas incluyendo especies todavía vivas. La clase ya extinta se conoce como Archaeocyatha y acabó su existencia durante el Cámbrico. Las otras tres son: Calcarea, Hexactinellida y Demospongiae.

Calcarea

Las calcáreas son conocidas como esponjas calcáreas, se caracterizan por tener las espículas hechas de carbonato cálcico. Acostumbran a vivir a profundidades menores que las otras esponjas; por ejemplo, Clathrina coriacea, especie habitante de aguas del mediterráneo.

Hexactinellida

Los hexactinélidos son conocidos como esponjas vítreas tienen espículas de silicio y viven a mayores profundidades que las calcáreas. Ejemplo, la regadera de Filipinas (Euplectella aspergillum)

Demospongiae

Las demosponjas también tienen espículas de silicio y forma leuconoide, pueden vivir en cualquier profundidad. Carecen de simetría radial. El género Thenea es bastante peculiar, ya que muchas de las especies integrantes mantienen una apariencia similar a una seta.

14 respuestas a «Poríferos: características de las esponjas»

  1. He buscasdoooo en varias paginas y no encuentro aqui me dice las bacterias con que se alimentan las esponjas. Pueden formar tejidos?.
    Porque

  2. Estoy haciendo un trabajo sobre las esponjas y un punto me pregunta por los problemas de conservación de los poríferos, he buscado en varias páginas y no me aparece nada relacionado con lo que busco,alguien podría ayudarme?
    Gracias 🙂

    1. Es una fauna bastante diversa, el problema es que muchas especies están un poco descalostradas y carecen de suficiente literatura científica. En líneas generales los poríferos, como otros animales acuáticos están sometidos a determinados problemas relacionados con su conservación, entre ellos destacan el calentamiento global, que afecta a la temperatura del agua. La contaminación de las aguas también afecta negativamente. En ocasiones, ciertas especies son sobre-explotadas para determinados usos humanos. Destrucción de su hábitat por impacto del turismo, especialmente el buceo.

    1. Los poríferos son heterótrofos (se alimentan de otros seres vivos), por esa razón se los incluyó dentro del reino Animalia, antiguamente se los consideraba plantas por su morfología y no movilidad, pero con posterioridad y avances técnicos se consideró introducirlos en el grupo de animales, ya que las plantas son autótrofas (capaces de fabricar las sustancias que necesitan para alimentarse a través de fotosíntesis).

    1. Clase: se refiere al tipo de animal de acuerdo con el grupo a que pertenece, por ejemplo reptiles, aves, anfibios… Así se utilizaba en taxonomía tradicional. Clasificación hace referencia a estructurar a los seres vivos de acuerdo con una ordenación determinada, por ejemplo, clase, orden, género, etc.

      Es un poco complicado, pues no todos las autoridades taxonómicas siguen la misma ordenación, además, en animales invertebrados se complica aún más ante la gran cantidad de especies existentes en la actualidad.

    2. La verdad me ayudo pero no lo suficiente porque no tiene lo que yo queria que eran las estructuras para la nutricion de los poriferos

Los comentarios están cerrados.