Esponjas de mar, invertebrados poríferos

Esponjas de mar, características, hábitat, alimentación y rerproducción
Esponjas de mar

La esponja de mar es un animal invertebrado perteneciente al filo porífera. Viven exclusivamente en medios acuáticos, no presentan movimiento y se encuentran entre los animales más sencillos puesto que carecen de tejidos auténticos.

Características y descripción

Las esponjas de mar son los únicos animales que mayoritariamente no presentan ningún tipo de simetría, es decir, la mayoría son asimétricos y  en consecuencia sus cuerpos no tienen ninguna forma definida, con excepción de algunas especies que sí presentan simetría radial. Su característica más importante, y la que da nombre al filo de porífera, es que sus cuerpos están formados por una serie de poros y canales por los cuales pasa el agua y gracias a los cuales pueden conseguir alimento y oxígeno.


Al carecer de tejidos especializados, la esponja de mar presenta un gran número de células totipotentes, es decir, que pueden convertirse en cualquier tipo celular que el animal necesite. Esto las hace animales bastante versátiles y con gran poder de regeneración incluso frente a grandes pérdidas de masa corporal.

A pesar de que la forma entre diferentes esponjas de mar puede variar enormemente, todas presentan una estructura similar. Todas ellas tienen un agujero bastante grande en la parte superior de su cuerpo, conocido como ósculo, que es por donde sale el agua que circula por el interior de las esponjas. Las paredes de su cuerpo están llenas de poros de diferentes tamaños que es por donde entra el agua.

Un tipo de célula exclusivo de la esponja de mar son los coanocitos, una célula especializada en la filtración que es la que obtiene el alimento a partir del agua filtrada. Estas células tienen un flagelo y varias microvellosidades rodeándolo que son los que provocan las corrientes de agua que entran en el cuerpo de la esponja.

Distribución geográfica de la esponja de mar

A pesar de su simplicidad, las esponjas de mar son animales invertebrados capaces de adaptarse a diferentes condiciones y hacer frente a situaciones que para otros animales serían imposibles. Toleran muy bien la contaminación de las aguas por hidrocarburos, metales u otras sustancias perjudiciales. Además cuentan con pocos depredadores naturales gracias a su esqueleto de espículas y su gran toxicidad, por lo que la esponja de mar se encuentran en prácticamente todos los mares y océanos del mundo. Los sitios más famosos por la gran cantidad de esponjas pescadas que ha habido en el siglo XX son probablemente el Mediterráneo Oriental, el Golfo de México, el Caribe y los mares alrededor de Japón.

Hábitat y alimentación

La esponja de mar es un animal invertebrado sésil, es decir, viven fijadas en el fondo marino y no se mueven por él. Son capaces de vivir a grandes profundidades, pero también se las puede encontrar en ambientes más superficiales. Sin embargo, la mayoría de ellas prefiere ambientes donde la luz solar no sea demasiado potente.

El principal alimento de la esponja de mar son partículas orgánicas extremadamente pequeñas que se encuentran en el mar. Sin embargo, también pueden alimentarse de plancton y bacterias de pequeñas dimensiones. Algunas esponjas son capaces de establecer simbiosis con bacterias u otros organismos unicelulares que les proporcionan beneficios tales como el acceso a materia orgánica.


Varios animales del fondo marino pueden tener relaciones de mutualismo con la esponja de mar. Algunos animales invertebrados o peces las utilizan como refugios para esconderse de depredadores más grandes. Ciertos invertebrados con conchas las pueden incrustar en ellas y así ayudarlas a desplazarse a la vez que consiguen camuflarse gracias a la esponja.

Reproducción de las esponjas de mar

La esponja de mar puede reproducirse de manera asexual o de manera sexual. La reproducción asexual se da gracias a la totipotencia que presentan gran parte de las células de su cuerpo. Las dos formas más habituales de reproducción asexual se dan por yemación , aunque algunas especies de agua dulce pueden hacerlo mediante gemulación.

Como las esponjas de mar carecen de órganos especializados de cualquier tipo, también carecen de órganos sexuales. La mayoría de individuos son hermafroditas, aunque puede variar bastante en diferentes especies. Sin embargo, casi siempre necesitan fecundación cruzada para poder reproducirse correctamente. Tanto los espermatozoides como los óvulos se desarrollan a partir de coanocitos, son expulsados al exterior y allí es donde se produce la unión entre las dos células. Por lo tanto, estamos hablando de una fecundación externa.

El desarrollo de las esponjas es indirecto y pasan por etapas larvarias antes de desarrollar el individuo adulto. Se conocen cuatro tipos de larvas diferentes que dependerán de la especie.

Curiosidades. Datos adicionales

A pesar de que normalmente no se tiene en consideración, las esponjas de mar sintetizan diversas sustancias tóxicas o antibióticas para mantener alejados a sus depredadores. Muchas de estas sustancias se han aprovechado en la industria farmacológica gracias a la diversidad de propiedades que tienen contra algunas de las enfermedades más habituales en nuestra sociedad.

Las esponjas han tenido una estrecha relación con el ser humano debido a su utilidad como herramienta para la higiene personal. Los dos géneros más utilizados normalmente en el baño son el Spongia y el Hippospongia ya que tienen un exoesqueleto más flexible que el resto de las especies. Sin embargo, en los últimos años la proliferación de las esponjas sintéticas ha causado la decadencia en el negocio de la pesca de esponjas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *