Trematodos, Trematoda, características, tipos y ejemplos

Trematodos, Trematoda
Trematodos, Trematoda

Los trematodos son un grupo de gusanos planos pertenecientes a la clase Trematoda, de los cuales se han llegado a describir más de 9000 especies. Al igual que cestodos y monogeneos, los trematodos se incluyen dentro del filo Platyhelminthes, y se dividen a la vez en dos subclases: Digenea y Aspidogastrea.

Todos los trematodos son parásitos y pueden llegar a causar graves daños, tanto en el hombre como en los animales. Pueden encontrarse a nivel del intestino, hígado y pulmones de sus hospedadores. El parasitismo a nivel intestinal les ha permitido explotar una amplia gama de hospedadores acuáticos y terrestres.


Entre los trematodos de importancia en la salud humana se encuentran el género Fasciola o duela del hígado como también se le conoce y el trematodo sanguíneo Schistosoma, el cual es responsable de la enfermedad conocida como bilharziasis o esquistosomiasis.

Características generales de la clase Trematoda (trematodos)

En general los trematodos tienen cuerpos planos sin cavidades corporales, en forma de hoja (excepto el género Schistosoma que tiene un cuerpo cilíndrico), presentan simetría bilateral, un tracto digestivo ciego (sin ano), ventosas para fijarse a los hospedadores y casi todos son hermafroditas. El tamaño de un adulto puede variar entre un milímetro y varios centímetros de largo.

Subclase Digenea (digeneos)

El grupo de los trematodos digeneos se caracterizan por ser endoparásitos, ya que afectan los tejidos internos de su hospedador. Han desarrollado ciclos de vida complejos, con la presencia de larvas que se reproducen asexualmente en uno o más hospedadores intermediarios, que pueden ser tanto de tipo vertebrado como invertebrado. Así mismo presentan una etapa adulta que se reproduce sexualmente en un hospedador (vertebrado) definitivo. Las etapas larvales de algunas especies incluye estadios como miracídio, redia, cercaría y metacercaria, sin embargo su presencia puede variar dependiendo de la especie.

A pesar de que el género Schistosoma se incluye dentro de los digeneos, hay que tener en cuenta que presenta ciertas variaciones en cuanto a la morfología y ciclo de vida.

Estructura corporal

Morfológicamente los trematodos digeneos son dorsoventralmente aplanados, cubiertos con un tegumento que carece de cilios durante su etapa adulta y que permite a la vez, el transporte de nutrientes, desechos y gases a través del cuerpo. Un rasgo distintivo del grupo es la presencia de dos ventosas. Una ventosa oral que rodea a la boca y que normalmente usan para alimentarse y una ventosa ventral (acetábulo), que les permite fijarse a los tejidos del hospedador.

Sistema digestivo

Poseen un sistema digestivo simple, que conduce a una faringe y a un intestino ciego (sin ano), por lo que los productos de desecho son regurgitados. Generalmente se alimentan del contenido intestinal, moco, sangre y tejidos del hospedador.

Sistema reproductivo

Los trematodos, digeneos y aspidogastreos, son en su mayoría hermafroditas, pueden autofecundarse, aunque es más común que se reproduzcan por fecundación cruzada. Su sistema reproductivo consiste en un útero con un ovario, seguido de un oviducto, 2 testículos (con vasos eferentes y deferentes) y estructuras glandulares que secretan sustancias que recubren el óvulo. Los huevos de los trematodos son lisos, de cáscaras duras, transparentes, y con cubiertas en tono amarillo o marrón. También destaca en la mayoría de los huevos la presencia de una estructura similar a una espina (espícula) y una abertura (opérculo) en uno de sus extremos, a través de la cual se liberan las larvas.


Sistema nervioso

Poseen un sistema nervioso primitivo, conformado por un par de ganglios, ubicados en el extremo anterior del cuerpo. Sus órganos sensoriales están poco desarrollados.

Sistema excretor

Al igual que los aspidogastreos el sistema excretor de los trematodos digeneos, consta de protonefridios (conformados por células flamígeras), que se conectan a estructuras tubulares que desembocan en un poro excretor.

Ciclo de vida

El ciclo de vida típico de un trematodo digeneo involucra la presencia de al menos un hospedador intermediario y un hospedador definitivo. Normalmente, los huevos son liberados en el agua, allí eclosionan dando lugar a una fase larvaria de vida libre, llamada miracídio, la cual necesitará encontrar en las próximas horas, un hospedador intermediario (que en algunos casos puede tratarse de un molusco, como el caracol) para continuar el ciclo. En algunas especies también puede ocurrir que el huevo sea ingerido directamente por el hospedador intermediario.

Una vez dentro del hospedador, el trematodo producirá múltiples copias de una segunda fase larvaria (cercaria), a través de un proceso de reproducción asexual. La cercaria podrá migrar hacia un nuevo hospedador invertebrado secundario o puede dirigirse directamente hacia un hospedador vertebrado definitivo, en el cual se reproducirá sexualmente, hasta tener lugar la puesta de huevos y su posterior liberación al ambiente.

Subclase Aspidogastrea (aspidogastreos)

La subclase Aspidogastrea, dividida por algunos autores en 4 familias, es el grupo más pequeño de los trematodos y comprende alrededor de 80 especies. Se caracterizan por ser parásitos de moluscos y de vertebrados acuáticos, tales como las tortugas marinas y peces. Carecen de importancia económica, sin embargo desde el punto de vista biológico resultan muy interesantes, debido a que algunos de sus rasgos y comportamientos sugieren que son un grupo primitivo.

A diferencia de los digeneos, los trematodos aspidogastreos, poseen un sistema nervioso muy complejo, con varios y numerosos receptores sensoriales.

Su ciclo de vida es mucho más simple que el de sus parientes digeneos, ya que a partir del huevo se desarrolla directamente el adulto. Por lo general el ciclo incluye un hospedador intermediario (casi siempre molusco) y un hospedador intermediario facultativo, que puede estar o no presente en el ciclo, por lo que no es indispensable. A diferencia de los trematodos digeneos, los aspidogastreos tienen un amplio rango de hospedadores, pero a pesar de eso pueden llegar a sobrevivir días, incluso semanas fuera de ellos.

Entre las características más resaltantes del grupo de los aspidogastreos destaca un largo disco ventral y un tegumento con cortas protrusiones. No presentan ventosa oral, aunque sí se puede observar una ventosa posterior.

Bibliografía

– Poulin y Cribb. (2002)
– Rohde. (2001)
– Blasco-Costa y col. (2016)
– Paul S. Pottinger y Elaine C. Jong. (2017)
– Brusca, R. C. y Brusca, G. J. (2005)
– Muñoz, G. (2005)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *