Leucochloridium paradoxum, el parásito mimético y el caracol

Leucochloridium paradoxum
Leucochloridium paradoxum
pjt56/CC BY-SA 3.0

Leucochloridium paradoxum es un parásito platelminto que subsiste gracias a un ciclo biológico que precisa de varios huéspedes. Se desarrolla en un tipo de molusco, concretamente el caracol, éste ingiere vegetación y también puede alimentarse de excrementos de aves, los cuales han sido infectados por el platelminto.

El huevo madura en el cuerpo del caracol y las larvas (miracidios), tras un proceso de agrupación (esporocisto) se instalan en su antena izquierda, también en la derecha en caso de la presencia de un número elevado de larvas. Una vez instaladas se crea una especie de bolsa palpitante en las propios tentáculos oculares del caracol originada por los movimientos de Leucochloridium paradoxum.

El parásito en cierta medida controla la mente del caracol, es decir, le hace cambiar sus hábitos, toda vez que casi no pueden ver, por los que también es activo durante el día, en lugar de refugiarse para no ser depredado, quedando de esa manera expuesto a uno de sus principales depredadores, las aves.

El ave, tras advertir la presencia del molusco y detectar la bolsa palpitante que puede llegar a adquirir una dimensión de hasta 2 cm, la confunde con un gusano, por lo que no duda en picotear sus antenas hasta ingerirlas a la vez que también engulle al parásito, madurando y reproduciéndose en su interior.

Los huevos del platelminto salen del interior del ave junto con sus deposiciones, por lo que son consumidos por otros caracoles, que se infectan y se reanuda nuevamente el ciclo biológico.

Sin duda se trata de comportamientos que ocurren en la naturaleza y que hacen viable la subsistencia de muchas especies, aunque se trate de pequeños animales invertebrados, como es el caso de este diminuto platelminto con ciertas dotes de mimetismo, en la medida que imita a un gusano a través de la bolsa palpitante formada en uno o dos de los tentáculos del molusco, a la vez que le hace cambiar sus hábitos comportamentales.

La especie Leucochloridium paradoxum se integra en el filo Platelminto (Platyhelminthes), clase Trematoda, orden Strigeata, familia Leucochloridiidae y género Leucochloridium.