Clase Chromadorea: invertebrados cromadorios

Clase Chromadorea, cromadorios
Clase Chromadorea, cromadorios
Atribución final página

Clase Chromadorea (cromadorios)

Los cromadorios son invertebrados pertenecientes a la clase Chromadorea, que a su vez se incluye en el filum Nematoda. Hay ciertas inconsistencias taxonómicas en el grupo, sin embargo algunos autores modernos mencionan que la clase Chromadorea está conformada por una subclase (Chromadoria) y varios órdenes, mientras que otros continúan ubicándola como una subclase del grupo Adenophorea.

En comparación con otros gusanos redondos, los organismos de la clase Chromadorea, en general, se caracterizan por tener cuerpos con anillos, anfidios (quimiorreceptores) de formas elaboradas y espiraladas, de 3 a 5 glándulas esofágicas y faringes muy sofisticadas.

Por lo general, los cromadorios viven en sedimentos marinos aunque pueden encontrarse en otros lugares.

Clasificación de los cromadorios, clase Chromadorea

Si nos apegamos a la clasificación moderna, 7 son las órdenes que componen la subclase Chromadoria, a su vez integrada en la clase clase Chromadorea (según ciertos taxonomistas): Chromadorida, Desmodorida, Desmocolecida, Menhysterida, Araeolaimida, Plectida y Rhabditida.

Chromadorida

Se trata de nematodos pequeños de vida libre, con tamaños inferiores a 1 mm. Son esencialmente marinos excepto los géneros Achromadora, Ethmolaimus y Punctodora. Se caracterizan por presentar un cuerpo con cutícula, estrías y un patrón de puntos distinguible entre especies. Además, presentan una faringe larga y cilíndrica con un bulbo muscular. Poseen un sistema excretor representado por varios ductos, y un sistema reproductivo que dependiendo de la especie puede ser didelfo-anfidelfo o monodelfo.

Desmodorida

A diferencia del orden Chromadorida, no poseen patrones punteados en el cuerpo, el cual puede ser estriado o con anillos. Son esencialmente marinos, excepto el género Prodesmodora. Destacan sus órganos sensoriales, conformados por un grupo de papilas a nivel interno y externo del labio, así como en la región cefálica.

Los machos pueden ser diorquicos o monorquicos según la taxa y las hembras didelficas o monodelficas.

Desmocolecida

Los desmocolécidos representan un alto porcentaje de la nematofauna de las profundidades marinas. Tienen un cuerpo anillado, con estrías transversas, cutícula lisa y ornamentada con espinas y espículas. Poseen una región cefálica con 4 setas, un intestino y un ano que puede o no estar presente.

A diferencia de otros grupos de la clase Chromadorea (subclase Chromadoria) pueden presentar ocelos en la región posterior de la unión faringo-intestinal. Las hembras tienen un sistema reproductivo similar a los grupos anteriores y en el caso de los machos, estos pueden presentar 1 o 2 testículos. Un gobernáculo suele estar presente, así como tres glándulas caudales en la región de la cola.

Monhysterida

La pared corporal de estos invertebrados está conformada por una cutícula finamente estriada o con anillos, una epidermis con células que forman glándulas ventrales y caudales, además de una musculatura somática, dividida en 4 cuadrantes por un cordón epidérmico. En la cavidad corporal se encuentra un pseudoceloma y distintas células glandulares. El sistema excretor está conformado principalmente por glándulas ventrales y un poro excretor. El sistema digestivo consta de una boca, una faringe cilíndrica y ligeramente alargada, un intestino tubular y un recto. El sistema nervioso consiste en un simple cordón nervioso y varios órganos sensoriales, como sensilias, anfidios, ocelos y setas. El sistema reproductivo de la hembra está conformado por un ovario, un oviducto, un útero conectado a una vagina y una espermateca. El útero puede llenarse de un número variable de huevos dependiendo de la especie. El macho puede presentar 1 o 2 testículos conectados a un conducto seminal.

Aunque son en su mayoría acuáticos, algunos representantes del orden Monhysterida pueden encontrarse en ambientes terrestres húmedos.

Araeolaimida

Estos invertebrados, comprendidos en la clase Chromadorea (cromadorios), se diferencian del resto, ya que sus anfidios son de forma espiralada. La cutícula del cuerpo puede ser estriada o punteada y pueden presentar estomas largos, pequeños, tubulares o sin dientes.

Todas las familias que conforman el orden Araeolaimida son de ambientes marinos, excepto la subfamilia Cylindrolaiminiae (perteneciente a la familia Diplopeltidae), que son el único grupo limno-terrestre.

Plectida

Este grupo presenta una cutícula anillada y por lo general poros, glándulas hipodérmicas y sensilias somáticas también están presentes en el cuerpo. Tienen una faringe cilíndrica y en algunas taxas, el tejido glandular asociado está fuertemente desarrollado. El sistema reproductivo femenino tiende a ser didelfico-anfidelfico, aunque en algunos géneros como Procamacolaimus o Chronogaster la branquia genital anterior o posterior pueden estar ausentes. El sistema reproductivo del macho es diorquico, con testículos opuestos.

Rhabditida

Rhabditida se divide en 2 subordenes: Tylenchina y Rhabditina

Los organismos del suborden Tylenchina, son en su mayoría organismos de vida libre y de aguas dulces, mientras que otros pueden encontrarse en sedimentos o como parásitos de algunas plantas y animales. Resulta complicado establecer una morfología común para este grupo, ya que sus representantes difieren considerablemente en sus rasgos morfológicos.

En cuanto al suborden Rhabditina, consiste en un extenso grupo, que ocupa una variedad de hábitats (terrestres principalmente, aguas dulces y semiacuáticos) en el ecosistema. Juegan un rol importante en el ciclo de nutrientes, por lo que han sido usados como sistemas de monitoreo de la calidad y salud ambiental de ríos y lagos.

Son depredadores acuáticos de otros nematodos y pequeños invertebrados, aunque también pueden alimentarse de bacterias. Una de sus características más resaltantes es la presencia de una cutícula impermeable, que pudiera explicar la tolerancia de estos organismos a los ambientes altamente contaminados, ya que esa cutícula evitaría el paso de sustancias tóxicas hacia el interior del cuerpo, así como la pérdida de agua durante los períodos de desecación.

Bibliografía cromadorios, clase Chromadorea

– Susulovsky, A.S. (2001)
– Dashchenko, O.I. (2002)
– De Ley, P. y Blaxter, M. (2002)
– Gagarin, V.G. (2001)
– Tahseen, Q. (2001)
– De Ley, P. y Blaxter, M.L. (2004)
– Eyualem-Abebe, Peng Yun Liang y Coomans, A. (2001)
– Gagarin, V.G. y Nguyen Vu Thanh. (2003)
– Foto: Robbie Rae, Amit Sinha, and Ralf J. Sommer