Sepia gigante australiana, Sepia apama, y su mimetismo

Sepia gigante australiana, Sepia apama
Sepia gigante australiana, Sepia apama

Te presentamos a la sepia gigante australiana, de nombre científico Sepia apama, un invertebrado molusco integrado en la clase de los cefalópodos y el orden Sepiida.

Descripción física de Sepia apama

El cuerpo es corpulento, de él se aprecian 10 apéndices de los cuales 8 son brazos cortos y dos tentáculos móviles. Los ojos son grandes bien desarrollados y la piel es de color amarronada. Por el cuerpo se expanden varias manchas pálidas.


Extendidas en los laterales del cuerpo presenta dos aletas. Estas aletas tienen la función de permitir una mejor movilidad por lo que son excelentes para nadar. La sepia gigante puede mimetizarse con su entorno gracias a los cromatóforos, que son células de pigmento de utilidad para cambiar su aspecto.

Hábitat de la sepia gigante

Habitan en aguas saladas donde la temperatura no es demasiado fría (tropical). Los arrecifes de coral (te sugerimos esta información sobre arrecifes), arrecifes rocosos, praderas con abundantes pastos marinos o algas, así como lugares de fangos, incluso arenosas, conforman los espacios ideales para la sepia gigante. Se mantienen aproximadamente a 100 m bajo el agua, en zonas donde la luz solar sea abundante e ilumine su entorno.

Reproducción y desarrollo

El sistema de apareamiento es poliginandro y se producen concentraciones durante la época reproductiva. Las hembras eligen preferencialmente a los machos basadas en varios factores o estándares. Comúnmente los machos dominantes emplean los cromatóforos para cambiar varias veces la tonalidad de la piel y con ello atraer a las hembras. En los casos de los machos más débiles o menos dominantes, éstos tratan de mimetizar su piel con la de las hembras para aproximarse a ellas y aparearse cuando están desprevenidas.

La fertilización de la sepia gigante ocurre de manera interna. Los machos depositan espermatóforos en la cavidad receptora de la hembra. Cada hembra puede ser fertilizada por múltiples machos. Durante la temporada reproductiva las hembras no ingieren ningún alimento y mueren después de la puesta.

El tiempo promedio de eclosión es de 5 meses y la descendencia oscila en 100 o más individuos. Aunque la edad de madurez se alcanza al año de vida, lo cierto es que se han reportado dos ciclos de vida alternativos para la sepia. El primero tienen lugar en verano. El segundo ciclo, el más prolongado, en lugar de alcanzar la madurez durante el verano, puede retrasarse hasta el año siguiente.

El ciclo de vida de la sepia es muy corto, la madurez se consigue al año de edad y poco después de la reproducción, la sepia muere. No obstante, hay reportes de sepias que han logrado vivir hasta 2 años.


Comportamiento y comunicación de la sepia gigante

A pesar del gran tamaño de los ojos y de la capacidad para modificar las tonalidades de la piel, lo cierto es que las sepias son daltónicas al color. De cualquier manera emplean sus cromatóforos para buscar pareja o mimetizarse con el entorno.

La mayor parte del tiempo la sepia gigante australiana se mantiene inactiva. Son depredadores solitarios, oportunistas y pacientes. Las migraciones solamente ocurren cuando se trata de regresar a las zonas de desove, que es cuando se reúnen en grupos.

Alimentación de la Sepia apama

La alimentación de la sepia gigante se conforma por artrópodos (ver filo Arthropoda)y peces, los cuales alcanza con movimientos perspicaces, bien dirigiéndose hacia ellos o bien espera a que se acerquen a su área, en este último caso los atrapa mediante emboscada.

Con sus dos tentáculos agarra a su presa con mucha rapidez y facilidad. Estos brazos dirigen la comida hacia la boca para ser consumido. También poseen picos que les sirven para romper los cascarones o conchas de sus presas.

Distribución y vulnerabilidad

Distribución de la sepia gigante
Distribución de la sepia gigante

La especie es autóctona de Australia, con mayor exactitud la sepia gigante australiana se distribuye en la parte sur (incluyendo Tasmania), algunas áreas de Queensland y en Australia occidental.

Según la UINC, la especie está clasificada como casi amenazada, pues las poblaciones están disminuyendo por culpa de la pesca (muchos animales acuáticos están en peligro de extinción, infórmate). A ello hay que añadir su ciclo de vida muy corto, que hace que su recuperación sea tardía y lenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *