Pulpos, invertebrados moluscos con brazos

pulpos, animales invertebrados moluscos, optópodos
Marcela Bonilla Rubio/ CC BY-ND 2.0; pulpo

Los pulpos, conocidos científicamente como octópodos, son unos animales invertebrados que se clasifican dentro en el filo de los Moluscos (Mollusca), clase Cefalópodos (Cephalopoda) y orden Octopoda. La característica más llamativa de estos invertebrados es que poseen ocho brazos, pero también destacan por carecer de concha o por su capacidad de camuflaje.

Características y descripción del pulpo

Como todos los cefalópodos, el pulpo tiene una simetría bilateral que se puede apreciar fácilmente por sus dos ojos y sus cuatro pares de brazos. Estos brazos normalmente están repletos de ventosas y están formados exclusivamente de músculos. Les sirven para nadar, moverse o para capturar presas.


El tamaño de estos animales invertebrados puede variar notablemente. Las especies más pequeñas pueden pesar menos de un gramo y medir sólo algunos milímetros. En el otro extremo, se considera que el más grande de los pulpos, una especie que habita en el océano Pacífico, mide de media unos 4 metros y pesa unos 15 kg; Sin embargo, se han encontrado especímenes que han superado los 70 kg.

El pulpo está entre los animales que poseen algunos de los sistemas más desarrollados entre todos los vertebrados. Probablemente el rasgo más conocido sea su gran inteligencia gracias a su cerebro y sistema nervioso especialmente complejos. Los pulpos son capaces de aprender y memorizar tanto a corto como a largo término e incluso pueden utilizar herramientas, por ejemplo, cáscaras de cocos u otros objetos para utilizarlas como refugio

Sin embargo, la mayor parte del sistema nervioso de los pulpos se encuentra en su cuerpo y sólo un tercio de las neuronas forma el cerebro. Esto implica que gran parte de complejas acciones motoras de los pulpos sean generadas por mecanismos cerebrales bastante diferentes de los que se encuentran en vertebrados.

Otra de las peculiaridades del pulpo es que poseen tres corazones. Dos de ellos se encargan de bombear la sangre hacia las dos branquias, mientras que el tercero se encarga de bombear la sangre hacia las otras partes del cuerpo. La sangre de los pulpos contiene hemocianina, rica en cobre, para el transporte de oxígeno. Esta proteína es especialmente eficaz para el transporte de oxígeno cuando hay bajas temperaturas.

La locomoción del pulpo puede ser a través de la natación o gateando con la ayuda de sus brazos. Algunas especies son capaces de gatear hasta fuera del agua durante periodos cortos de tiempo. Sin embargo, la máxima velocidad que pueden adquirir estos animales es cuando se desplazan a través de la propulsión generada por chorros de agua que salen de sus bocas.

Distribución geográfica

Los pulpos son animales exclusivamente marinos, pero están bien adaptados para habitar aguas saladas independientemente de sus temperaturas. Por lo tanto los podemos encontrar en océanos cercanos a los polos mientras que también los hay en zonas tropicales. Curiosamente los pulpos que viven en mares con temperaturas más elevadas suelen ser más pequeños, mientras que los que viven en aguas frías acostumbran a ser más grandes.

Hábitat y alimentación

¿Dónde viven los pulpos?

Los pulpos pueden vivir en aguas de diferentes profundidades, así que se los puede encontrar tanto en zonas pelágicas como en el fondo del océano. Normalmente les gusta tener cerca soportes sólidos para cuando se desplazan caminando, de hecho es muy frecuente encontrarlos cerca de arrecifes de coral o en zonas ricas en rocas.


¿Qué comen los pulpos?

Los pulpos son animales invertebrados carnívoros que se alimentan de otros animales más pequeños. Sus presas preferidas acostumbran a ser peces, otros moluscos o gusanos poliquetos. Sin embargo, su dieta varía dependiendo de la zona en la que habiten.

En la captura de sus presas utilizan sus brazos para inmovilizarlas y les inyectan su saliva que tiene efectos paralizantes. Luego trocean la pieza que han capturado gracias a su pico y la ingieren. Son capaces de utilizar la fuerza de sus musculosos brazos para romper la concha de varios moluscos que depredan.

Reproducción de los pulpos

La reproducción de los pulpos es sexual. Son organismos dioicos, por lo que los sexos están separados en los individuos. El macho posee un órgano sexual conocido como hectocotilo, que es uno de sus brazos especializado. Con él transfiere paquetes de espermatozoides a la cavidad del manto de la hembra. Por lo tanto se trata de una fecundación interna.

Una vez se ha realizado la fecundación, se generan varios miles de huevos fertilizados que pueden llegar a los 200.000 en total. Normalmente estos huevos son depositados en zonas que la hembra considera seguras, como agujeros en rocas o lugares escondidos. Mientras los huevos eclosionan, proceso que tarda varias semanas, la hembra no se alimenta.

Datos adicionales. Curiosidades

  • Algunos pulpos de pequeño tamaño son utilizados para mantenerlos en acuarios marinos, como es el caso de Hapalochlaena maculosa o Hapalochlaena lunulata. Se pueden adquirir en tiendas especializadas en acuariofilia.
  • Los pulpos son unos de los animales con mayor capacidad de camuflaje en toda la naturaleza. La parte externa de estos animales invertebrados está cubierta con unas células conocidas como cromatóforos, con unos pigmentos especiales. Gracias a la visión tan buena de los pulpos, pueden captar los colores y las formas de su alrededor y adaptarse totalmente para pasar desapercibidos.
  • Otra manera que tienen el pulpo de defenderse de sus depredadores es mediante la secreción de tinta, compuesta básicamente por melanina, que forma una nube densa en el agua y que impide la visión y la capacidad de oler de los depredadores.
  • En gastronomía existen muchos platos populares en los que el pulpo común, Octopus vulgaris, es cocinado para satisfacer al gran número de consumidores que demandan esta especie de molusco. En el mercado se puede encontrar, fresco, congelado, precocinado, etc. Entre sus muchas propiedades nutricionales destacan su alto contenido mineral y el ser un producto bajo en grasas.
  • Para los amantes del deporte y la aventura existen ciertas modalidades de pesca con la finalidad de pescar pulpos, un deporte que cada vez gana más aficionados y en las que se utilizan diversas técnica para capturar a este curioso invertebrado marino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *