Estás aquí: Inicio » Moluscos » Caracol romano, Helix pomatia, molusco de uso comercial

Caracol romano, Helix pomatia, molusco de uso comercial

Caracol romano, Helix pomatia
Caracol romano, Helix pomatia
Donald Hobern/CC BY 2.0

El caracol romano es una especie de gasterópodo de la familia Helicidae, con una de las mayores áreas de distribución geográfica a nivel mundial para un caracol, debido a la acción antrópica.

Tiene un gran tamaño y su carne es comestible, lo que le hace ser cosechado, ya que es de interés gastronómico.

Se trata de un caracol comprendido en el filo mollusca, clase Gastropoda y orden Stylommatophora, integrándose en la superfamilia Helicoidea y familia, ya mencionada con anterioridad, Helicidae. Su nombre científico: Helix pomatia.

Identificación del caracol romano

Helix pomatia es de color marrón oscuro, matizado por una serie de bandas, cinco aproximadamente, de un tono más claro y que recorren difusamente toda la extensión de la concha. La piel de este caracol puede variar de coloración entre una tonalidad grisácea, olivácea y el marrón claro.

La concha puede tener un promedio de 5 vueltas en espiral, con un diámetro de 50 mm, y un poco más de altura, siendo el peso de ésta, el equivalente a una tercera parte de la masa corporal del helícido.

Región geográfica

Esta especie es nativa de la franja territorial que comprende desde Europa Central hasta el sureste europeo, pero por su interés gastronómico ha sido introducido en todo el Viejo Continente. Asimismo, ha sido trasladado hasta latitudes asiáticas y americanas, ampliando enormemente su área geográfica de distribución.

Hábitat de Helix pomatia

El caracol romano tiene un rango altitudinal muy flexible, con un piso máximo de 2000 msnm, pero tiende a preferir zonas bajas con sustratos rocosos compuestos mayormente por formaciones de calizas.

Esta especie se siente a gusto en hábitats donde las temperaturas se mantengan más o menos estables, entre frescas o ligeramente cálidas, ideales para su desarrollo. Sin embargo, toleran poco el frío, las lluvias y la luz solar en forma directa, por lo que son de hábitos nocturnos. Estos caracoles toleran la presencia de humanos, así que pueden avistarse en campos de producción agrícola, áreas verdes en zonas residenciales, parques, entre otros. Como requerimiento prioritario, su hábitat debe ser húmedo.

Alimentación del caracol romano

La dieta del Helix pomatia es básicamente herbívora y frugívora, con una amplia variedad de especies de hierbas y musgos en su menú, así como las inflorescencias. Estos caracoles romanos son de hábitos crepusculares nocturnos, mostrando mayor actividad asociada a la alimentación antes de la medianoche. En temporadas de cosechas, se aprovechan de los frutos caídos al suelo, teniendo en ellos una rica fuente de azúcares, vitaminas y minerales.

Debido a que tienen altos requerimientos en calcio, es común verlos cepillar o raspar las superficies de rocas calizas o ricas en tiza para obtener este mineral que le brinda un complemento dietético necesario para el desarrollo de su concha.

Cómo se reproduce Helix pomatia

Los individuos de caracol romano cumplen con un cortejo minucioso antes de la cópula, que consta de diferentes etapas en un orden específico una vez escogen su pareja para el apareamiento. Son hermafroditas, pero no se autofecundan, de ahí la necesidad de buscar pareja para llevar a buen fin la reproducción.

En primera instancia, se exploran el uno al otro con sus antenas. El paso siguiente es que uno de los caracoles introduce un dardo estimulante en la planta del otro caracol y, al agotar sus energías, el otro caracol hace lo mismo. Acto seguido, se da una pausa durante la cual ambos se reposan para luego alinearse entre ellos y unir sus aberturas genitales entre sí. Posteriormente, entrelazan sus cuerpos en forma de contorsión mutua introduciendo uno de los caracoles su aparato reproductor en la vagina de su pareja, descargando su material genético.

Pasados unos 8 minutos, se retira el pene de la pareja, aunque pueden permanecer unidos ambos caracoles por un par de horas más. La puesta de huevos tiene lugar en un sustrato algo arenoso y húmedo. No existe cuidado parental.