Almeja americana (Mercenaria mercenaria), ficha informativa

Almeja americana, Mercenaria mercenaria
Almeja americana, Mercenaria mercenaria

La almeja americana, de nombre científico Mercenaria mercenaria, es un molusco integrado en la clase Bivalvia (ver esta clase), orden Venerida y familia Veneridae. En inglés es conocida como Northern quahog, en castellano también se usa la terminología “chirla mercenaria”.

Descripción de Mercenaria mercenaria

Ambas partes de la concha son grandes, gruesas y simétricas, de formas triangulares o semiovaldas. La concha aumenta su grosor gracias a la segregación de aragonito, el cual es producido por el pliegue externo del organismo. Debido a lo anterior, forman varias líneas alrededor de esta zona de la concha y se dispersan más cerca de los umbos.


El cascarón de Mercenaria mercenaria está constituido por carbonato de calcio y proteína. El umbo mantiene ambas partes de la concha unidas, y los músculos aductores contraídos permiten que se cierre, cuando estos músculos se relajan, la almeja puede abrir su concha. También posee un pie que le permite cavar.

El color del caparazón es blanco grisáceo o gris. La parte interna del caparazón es totalmente blanca. El cuerpo está cubierto por una membrana que retiene los órganos. También cuenta con dos sifones que le ayudan a conseguir el alimento y a respirar. Se ha sugerido dos variedades de esta especie, ambas distinguidas por el tamaño.

En cuanto a su tamaño de la almeja americana, por lo general miden entre 3 a 7 cm de ancho.

Hábitat de la almeja americana

Gustan vivir en zonas fangosas, con mucha grava o arena, a 10 m de profundidad. Sin embargo, los suelos muy fangosos pueden ser contraproducentes para la almeja, pues se hunde por el gran peso de su concha y las partículas de polvo no le permiten filtrar bien el agua.

Las aguas deben tener cierta movilidad para que la almeja americana pueda recibir oxígeno y alimento, aunque aguas muy turbulentas pueden ser contraproducentes. Las almejas adultas toleran un nivel mayor de salinidad.

Reproducción y desarrollo

El desove se da mayormente cuando las aguas alcanzan una temperatura cálida de 23° C aproximadamente, aunque el cambio de pH también afecta a este evento. Curiosamente, algunas poblaciones se han adaptado a lugares más fríos, desovando incluso a 4° C o menos.


Para la fecundación, el macho libera las células espermáticas en el agua, y la hembra expulsa los óvulos. Transcurridas de 12 a 14 horas, los huevos habrán pasado a convertirse en larvas trocóforas.

Posteriormente, a las larvas les nacerán lóbulos que servirán como remos o palas. Pasados 10 días comenzarán a formarse el cascarón y el pie, al mismo tiempo que desaparecen los lóbulos. También presentará hilos en el pie que ayudará a la almeja americana a sujetarse en las rocas u otros objetos. Cuando la temperatura se mantiene entre 8 y 9° C comienza a formarse el cascarón y llegan a la adultez. Las temperaturas muy frías ralentizan el desarrollo.

Comportamiento y comunicación

Mercenaria mercenaria pasan la mayor parte del tiempo inmóvil. Cuando percibe una amenaza o peligro puede introducirse profundamente en la tierra cavando a gran velocidad. Algunas realizan pequeñas migraciones.

Qué come la almeja americana

En la etapa larvaria consumen algas (ver más sobre las algas) microscópicas. En estado adulto se alimentan de plancton (te sugiero este enlace sobre el plancton) y organismos acuáticos. Presenta cilios, que son como pequeños pelos que le ayudan a mover el agua y dirigirla hacia la boca, de esta manera consiguen alimento fácilmente.También le son útiles para tal fin la presencia de sifón y sus correspondientes branquias.

Rango geográfico de Mercenaria mercenaria

La especie es originaria de Norteamérica, las poblaciones de esta almeja se encuentran extendidas a lo largo del golfo de San Lorenzo hasta el golfo de México. No obstante, se ha pretendido su introducción en otras áreas geográficas aunque sin éxito.

No existen datos relacionados con la conservación de la almeja americana o chirla mercenaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *