Nemertinos (gusanos cintas). Phyllum Nemertea

Nemertinos, gusanos cintas, phyllum Nemertea

Los nemertinos integran el Phyllum Nemertea, el cual debe su nombre a la mitología griega, por “Nemertes” una nereida, ninfa del Mediterráneo. Este filo constituido principalmente por invertebrados acuáticos, cuyo cuerpo posee el aspecto de un gusano, algunos pequeños, mientras que otros resaltan por su longitud, además que secretan diversas toxinas con posible aplicación biotecnológica y medicinal. Estos párrafos se centran en la descripción de estos animales, desglosando las características que los distinguen: su hábitat, morfología, anatomía, reproducción y ciclo de vida, alimentación, así como su clasificación taxonómica.

Hábitat de los nemertinos (Nemertea)

se trata de invertebrados acuáticos, cuyos ejemplares habitan principalmente las aguas marinas, desde el litoral hasta alcanzar aproximadamente los 1500 m de profundidad, tanto bentónicos como planctónicos, aunque también hay unos pocos oriundos de las aguas dulces y terrestres, pero de suelos con alta humedad. Hay nemertinos comensales y algunos también parásitos.

Características morfológicas de los nemertinos

Los nemertinos son invertebrados que morfológicamente tienen aspecto de gusano, largo y delgado, algo aplanados generalmente en la parte dorsoventral, por esta razón suelen recibir también el nombre de gusanos cinta. Suelen tener mediciones variables dependiendo de la especie, estas van desde unos 0,5 mm a 1 cm de anchura, por pocos milímetros de longitud hasta unos cuantos metros, por ejemplo en el espécimen Lineus longissimus considerado para algunas personas unos de los animales más grandes a nivel mundial por encontrarse un ejemplar de aproximadamente 60 metros de largo.

Su cuerpo es blando, carente de segmentación, con simetría de tipo bilateral y coloraciones también variables, algunas especies pueden poseer tonos opacos y poco llamativos, mientras otras son más vistosas, con tonalidades brillantes y diversidad de diseños (manchas y líneas coloreadas). Carecen de extremidades y en ellos se puede distinguir una cabeza, la cual posee variedad de morfologías (espátula, lanza, corazón o hasta un semicírculo), con extremos romos, en punta y también puede ser redondo. En la región cefálica algunos gusanos cintas poseen hendiduras que pueden estar ubicadas transversalmente, longitudinalmente u oblicuamente, también poseen ojos, con números variables, aunque hay especies que carecen de ellos.

Características anatómicas de los nemertinos

Los principales caracteres anatómicos que distinguen a estos animales son los siguientes:

Pared del cuerpo

Integrada por una epidermis ciliada, una dermis de grosor variable y varias capas de musculatura (generalmente 2 o 3) que se encuentran alrededor de los órganos internos. Los integrantes del Phyllum Nemertea carecen de cutícula externa.

Soporte y locomoción

Estos gusanos carecen de un sistema esquelético, por lo que el soporte lo proporcionan las capas de musculatura que poseen, esta organización anatómica les brinda gran flexibilidad, por lo que pueden contraerse y estirarse, habilidades útiles en la locomoción y para esconderse en lugares estrechos. Algunos nemertinos utilizan los cilios para desplazarse, con ayuda de una capa mucosa que generan, otros realizan unas ondas peristálticas sobre espacios blandos y húmedos, gracias a la musculatura de su cuerpo. Están también los gusanos que pueden movilizarse nadando a través de movimientos ondulatorios, mecanismo que igualemnte es usado para huir, mientras que algunos suelen escaparse con ayuda de su probóscide.

Sistema digestivo

Es completo, porque aparece otro orificio aparte de la boca, que es el ano. Posee como característica distintiva que la probóscide evaginable, cuando está en reposo, se encuentra dentro de una cavidad denominada rincocele.

Sistema circulatorio

Posee disposición variable, es cerrado, integrado estructuralmente por vasos y espacios llamados lagunas, que poseen paredes finas. El líquido sanguíneo es incoloro, en el que se encuentran suspendidos diversos tipos celulares, en algunos de estos gusanos cinta puede encontrarse hemoglobina. En los nemertinos este sistema posee múltiples funciones: transporte de diferentes nutrientes, de gases, así como de sustancias de excreción, y se piensa que también pueden contribuir al soporte corporal. El intercambio de gases es realizado a través de la epidermis, ya que no existen estructuras especializadas para ello.

Sistema nervioso

Consta de una red concentrada en la zona cefálica, donde se encuentran los ganglios cerebroides, además también tienen un par de cordones en la parte longitudinal. Hay en los nemertinos o gusanos cinta diferentes órganos sensoriales a nivel de la cabeza y otras regiones del cuerpo, así como glándulas secretoras de mucosidad.

Sistema excretor

Está integrado por protonefridios en la mayoría de los gusanos cinta, los cuales se encuentran en números variables.

Reproducción y ciclo de vida de los nemertinos

La reproducción de los nemertinos es principalmente sexual, pero también se ha descrito que diversas especies pueden regenerarse a partir de algunos fragmentos de su cuerpo. Los gusanos cintas pueden ser hermafroditas o dioicos, con fecundación tanto externa como interna, por medio de diferentes mecanismos de transferencia de gametos: algunos especímenes realizan el desove libre en las columnas de agua, otros ejecutan un desove mucoso, liberando los gametos dentro de una matriz mucosa que segregan o pueden poseer algunas estructuras que les permitan dicha transferencia. La fertilización interna en estos gusanos ocurre cuando los espermatozoides son expulsados cerca de los oviductos y se movilizan hacia ellos o con algunas estructuras menos comunes como un pene evaginable.

Algunos gusanos cintas poseen ciertos cortejos de apareamiento, donde tanto la búsqueda de pareja como la expulsión de los gametos responde a señales quimiotáctiles. En algunas ocasiones se ha observado que en estas interacciones de apareamiento pueden participar más de dos gusanos cinta.

Otros especímenes de nemertinos también son vivíparos, ocurriendo el desarrollo completo dentro del cuerpo de las hembras, esto es frecuente en los ejemplares terrestres. Por su parte otros gusanos cinta son ovovivíparos.

Los miembros del Phyllum Nemertea poseen segmentación holoblástica y un desarrollo embrionario que puede ser de dos tipos, uno directo sin estado de metamorfosis intermedio, en el que el embrión se transforma en una larva como si fuera un adulto pequeño y otro indirecto en el que la fase larvaria intermedia sufre metamorfosis para convertirse en adulto. En las especies de nemertinos se pueden distinguir diferentes tipos de larvas como la Desor, Pilidium e Iwata.

Alimentación en el Phyllum Nemertea

Los nemertinos generalmente son depredadores o al menos la gran mayoría de ellos, utilizando su probóscide para este fin (tanto para la sujeción como para llevarse la comida a la boca), con una dieta que depende de la especie, pero usualmente se alimentan de invertebrados de pequeñas dimensiones (mayormente poliquetos, anélidos y también crustáceos, entre otros), algunos también pueden ser carroñeros, alimentándose de cadáveres. Para localizar a las presas los gusanos cinta pueden utilizar señales quimiotáctiles. Estos gusanos también secretan sustancias tóxicas para inmovilizar y matar a sus víctimas.

Clasificación taxonómica de los nemertinos

El Phyllum Nemertea comprende un poco más de 1300 especies y se encuentra taxonómicamente subdivido en tres clases en base a algunas características principalmente anatómicas como la organización estructural de la pared corporal, así como del sistema digestivo y de la probóscide, las cuales han sido reestructuradas en los últimos años en base a los avances científicos moleculares. Estas clases seguidamente las mencionamos.

Clase Hoplonemertea

Integrada por aproximadamente 734 especies. Poseen como caracteres principales una dermis con dos capas musculares, probóscide armada con estiletes. En referencia principalmente al tipo de armamento de la probóscide se subclasifican en dos órdenes que son el Monostilifera y el Polystilifera, el primero con uno central y el segundo posee una placa con múltiples estiletes.

Clase Palaeonemertea

Constituida por cerca de 120 especies. La dermis está compuesta por tejido conectivo de naturaleza hialina, variable en cuanto al grosor, además de poseer una probóscide desnuda, en relación a su armamento, entre otras características distintivas.

Clase Pilidiophora

Compuesta por aproximadamente 486 especies, su dermis es fibrosa y gruesa, además de estar asociada a diversas glándulas y de poseer tres capas de tejido muscular. La probóscide en estos nemertinos también es desnuda, es decir, que carece de estiletes.

Referencias

  • Brusca, R.; Brusca, G. (2005).
  • Herrera, A. (2016).
  • Sánchez, M. (1974).
  • Thiel, M.; Junoy, J. (2006).