Cultivo del mejillón (Bivalvia, Mytilidae), metodología e importancia

Cultivo del mejillón
Cultivo del mejillón
Aitor Escauriaza (flickr.com)/CC BY 2.0

Introducción

El cultivo del mejillón representa un eslabón importante en la acuicultura mundial en un contexto gastronómico, económico y productivo. Adicionalmente, España es el segundo productor a nivel mundial solo después de China. En este orden de ideas, es de vital importancia documentar la metodología de cultivo del mejillón, algunas limitantes en su cultivo y los potenciales efectos ambientales que se pueden generar.

Al tener conocimiento de este tipo de aspectos, es posible generar estrategias que minimicen los impactos ambientales y aumentar la producción y calidad del producto que está siendo comercializado. Con el presente artículo se pretende documentar algunos aspectos relevantes en el cultivo del mejillón que promuevan estrategias de explotación sostenible.


Importancia económica del cultivo del mejillón

El cultivo del mejillón en lo que respecta a los bivalvos, solo es superado por el cultivo de las ostras. Adicionalmente, el 70% de la producción mundial de mejillón está concentrado en solo tres países, China como mayor productor con un 38%, seguido de España con un 14% y de Italia con un 8%. Son aproximadamente 10 especies de mitílidos las que son implementadas en cultivos con fines comerciales a nivel mundial.

Para el año del 2003 el cultivo de mejillón en Europa solo fue superado por el cultivo de salmón, estos datos posicionan al cultivo del mejillón en un eslabón importante dentro de la acuicultura mundial y el más importante para la acuicultura de España, tanto en un contexto productivo como económico.

La costa de Galicia es caracterizada por sus particulares condiciones medioambientales que favorecen el desarrollo de los mejillones, de esta manera los valles fluviales sumergidos o rías, constituyen hábitats idóneos para el cultivo de los mejillones. En este contexto, en la ría Arousa se cultiva el 60% de los mejillones cultivados en España y es una región costera de gran importancia económica para la acuicultura española.

Metodología del cultivo

El proceso del cultivo del mejillón en balsa se divide en cuatro etapas básicas:

Inicialmente se hace una colecta de las semillas o mejillones jóvenes, proceso que puede llevarse a cabo directamente de las rocas de las costas y de los recolectores en las balsas. En este proceso se utiliza una herramienta denominada raqueta, la cual tiene una hoja metálica unida a un mango de madera.

Posteriormente, el cultivo de la semilla se fundamenta en unir la semilla a mano a las cuerdas artificiales que están sujetas a la batea, y que tienen la posibilidad de ser sumergidas en el agua. En este procedimiento también se puede implementar un equipo que envuelve el mejillón en un fino hilo. Este proceso generalmente se efectúa entre noviembre y marzo.

El siguiente paso es el desdoble, en vista del adelgazamiento paulatino de las cuerdas a medida que los mejillones se desarrollan, es necesario cambiar las cuerdas. Usando una grúa, los mejillones son llevados a la batea e implementando un tamiz se separan en una mesa. Posteriormente, se efectúa la transferencia de las semillas a nuevas cuerdas. Este paso se efectúa generalmente entre junio y octubre.

Finalmente, la cosecha y venta de los mejillones, una vez han alcanzado un peso y grado de desarrollo de interés comercial, cierran el proceso de cultivo de mejillones. Este proceso puede tener algunas modificaciones entre una zona de producción y otra, pero se fundamenta en los principios mencionados anteriormente.

Limitantes en el cultivo del mejillón

Se han documentado algunos depredadores de los mejillones que pueden diezmar las poblaciones cultivables, entre ellos se destacan las aves marinas, la estrella de mar Asteria rubens y el cangrejo Carcinus maenas. Adicionalmente, los mejillones al alimentarse de las partículas orgánicas en suspensión, generan heces y pseudoheces que terminan aumentando la materia orgánica acumulada, son conocidas como biodepósitos.


La presencia de patógenos emergentes en el cultivo de mejillones y pre-cocidos, puede ser una limitante comercial en el cultivo del mejillón por la potencial afectación de la salud pública de los consumidores. En Rio de Janeiro, se identificaron Aeromonas spp y Plesiomonas shigelloides en el 86% de las muestras en mejillones en el cultivo y pre-cocidos que fueron evaluadas. Este tipo de información debe alertar a la comunidad de los riesgos en la salud pública y debe incentivar estrategias que busquen monitorear la carga microbiológica de los mejillones que van a ser comercializados.

Efectos ambientales asociados al cultivo

La producción de materia orgánica producto del cultivo de mejillón, es uno de los problemas en los ambientes costeros que se presenta producto de este cultivo. Adicionalmente, además de cambiar la hidrodinámica de la columna de agua, se alteran las propiedades, químicas, físicas y biológicas en los alrededores del cultivo

Se ha reportado efectos sobre la composición de los ensamblajes de macroinvertebrados acuáticos asociados al cultivo del mejillón en sitios con diferentes regímenes hidrodinámicos. Adicionalmente, las abundancias de ofiuros y poliquetos han presentado variación cuando se evalúa al interior y exterior de cultivos de mejillón. Entre las variables que han modulado estos efectos sobre los macroinvertebrados acuáticos se destacan el número de conchas de mejillón y la materia orgánica total del sedimento.

Conclusiones generales

El cultivo del mejillón se fundamenta en cuatro pasos básicos, inicialmente la colecta del juvenil de mejillón, posteriormente su unión a cuerdas flotantes en una balsa, después cambiar las cuerdas por el desgaste y peso de los mejillones y finalmente una cosecha y venta.

Entre algunas de las limitantes del cultivo se presentan algunas aves marinas, cangrejos y estrellas de mar que pueden ser depredadores de los mejillones.

El cultivo del mejillón genera algunos efectos sobre la composición de macroinvertebrados y aumenta de la materia orgánica acumulada, estos aspectos deben ser manejados en un contexto de cultivo sostenible, que minimice los impactos ambientales sin descuidar la importancia económica y productiva del cultivo del mejillón.

Referencias

Camacho, A. P., Gonzalez, R., & Fuentes, J. (1991). Mussel culture in Galicia (NW Spain). Aquaculture, 94(2-3), 263-278.

Figueras, A. J. (2007). Biología y cultivo del mejillón (Mytilus galloprovincialis) en Galicia (Vol. 26). Editorial CSIC-CSIC Press. 21-26.

Hartstein, N. D., & Rowden, A. A. (2004). Effect of biodeposits from mussel culture on macroinvertebrate assemblages at sites of different hydrodynamic regime. Marine Environmental Research, 57(5), 339-357.

Pereira, C. S., Possas, C. A., Viana, C. M., & Rodrigues, D. P. (2004). Aeromonas spp. e Plesiomonas shigelloides isoladas a partir de mexilhões (Perna perna) in natura e pré-cozidos no Rio de Janeiro, RJ. Ciênc. Tecnol. Aliment, 24(4), 562-566.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *