Braquiópodos, organismos integrantes del Phyllum Brachiopoda

Braquiópodos, Brachiopoda

Los animales pertenecientes al Phyllum Brachiopoda, comúnmente llamados con la denotación en inglés “lamp-shells” que se traduce como conchillas lámparas, son invertebrados celomados, triblásticos que aunque en la actualidad existen pocas especies (menos de 400), muchos años atrás tenían gran diversidad y dominancia en sus hábitats los mares, llegando a alcanzar también mayores dimensiones que las que se observan hoy en los ejemplares vivientes. Los braquiópodos son los protagonistas de estos párrafos, en los que se describe su hábitat, morfología, anatomía, reproducción, desarrollo, alimentación y clasificación taxonómica.

Hábitat de los braquiópodos

Los miembros del Phyllum Brachiopoda son animales habitantes de lugares acuáticos, específicamente de aquellos marinos y pueden localizarse a múltiples profundidades incluyendo también las regiones abisales, de aproximadamente 6000 metros de profundidad. Se localizan generalmente en la zona bentónica, adhiriéndose al sustrato o también puede enterrarse en él y formar galerías (en aquellos fondos más blandos). Los sustratos son heterogéneos y abarcan desde rocas, conchas, otros seres vivos, hasta algunos objetos de naturaleza artificial, entre otros. Existe únicamente un espécimen pelágico, taxonómicamente integrado en el género Pelagodiscus.

Características morfológicas

La apariencia externa de los invertebrados braquiópodos los asemeja a los moluscos bivalvos (ver aquí), en el sentido en que están cubiertos y protegidos externamente por un caparazón o conchilla de dos estructuras integrantes (las valvas), pero su disposición es dorsal o superior y ventral o posterior. Este armazón externo es equilateral, con valvas desiguales en tamaño y/ morfología, lo que se conoce con el término de inequivalva.

Las conchillas de los braquiópodos poseen aspectos morfológicos que difieren entre las diferentes especies, existen múltiples tipos de contornos (ovalados, espatulados, semicirculares, entre otros), grados de convexidad (siendo el más común el biconvexo), la forma de la comisura (rectimarginada, uniplegada, unisurcada, entre otros), en la forma de unión o articulación de las valvas (con o sin estructurasque los limiten, como dientes y fosetas) y heterogéneos caracteres superficiales u ornamentación, algunas de estas características son importantes en taxonomía. La cubierta externa o conchilla tampoco es uniforme, en relación a los compuestos químicos, pero pueden poseer en su mayoría componentes calcáreos u organofosfáticos, entre otros minoritarios.

Algunos de estos animales pueden disponer de un pedúnculo o pedículo para anclarse al sustrato, éste también presenta heterogeneidad en relación a su morfología (simple, plenipedunculado, rizopedunculado, etc), además unos ejemplares son cemetantes, lo que quiere decir que pueden anclarse de una manera más íntima, y en algunas ocasiones otros pueden tener estructuras como espinas o perforaciones, entre otras.

En relación a su tamaño, los braquiópodos existentes en la actualidad son animales que no logran alcanzar grandes dimensiones, sus longitudes oscilan entre los 2 y menos de 100 mm, el de mayor tamaño no supera los 9,1 cm de longitud y corresponde al espécimen Magellania venosa.

Características anatómicas del Phyllum Brachiopoda

Internamente los invertebrados del Phyllum Brachiopoda poseen un cuerpo con dos secciones, una visceral, también llamada celómica que se encuentra en la zona posterior o trasera y que contiene todas las vísceras y otra denominada del manto, en la parte anterior, en donde se encuentra el órgano con tentáculos filamentosos, conocido con el nombre de lofóforo, dicha cavidad comunica con el agua por medio de una entrada. Las principales estructuras y sistemas anatómicos que describen a un braquiópodo son las siguientes:

Lofóforo

Se trata de un órgano cuyo rol es capturar las partículas alimenticias, posee tentáculos además dos branquias, que se asemejan a dos brazos. Esta estructura está situada antes de la boca, en su extensión posee un surco con cilios y también cumple el rol respiratorio en estos invertebrados marinos, que además ameritan baja demanda de oxígeno.

Sistema digestivo

El sistema digestivo comienza con la boca, que posee forma de hendidura y está ubicada justo en la base de la estructura captadora del alimento, el lofóforo. El tracto digestivo lo integran una faringe corta, un esófago con forma de tubo, estómago con morfología de saco que posee divertículos digestivos, un píloro tubular, que acaba ciegamente en algunos braquiópodos, por lo que las heces son expulsadas por la boca. En otros, el tracto digestivo continúa con un intestino (en U) que finaliza en la abertura del ano.

En este tipo de animales ocurre tanto la digestión intracelular como la extracelular en base a los alimentos que son ingeridos.

Sistema circulatorio

El sistema circulatorio tiene como peculiaridad ser abierto y poco desarrollado, la cavidad celómica suele extenderse a modo de canales del manto que se van ramificando y penetran los tejidos del cuerpo.

Sistema excretor

Los animales del Phyllum Brachiopoda poseen un sistema excretor conformado por metanefridios, que pueden encontrarse en un número de 2 o 4, dependiendo de las especies.

Sistema nervioso

Consta principalmente de un anillo esofágico que posee ciertos engrosamientos en la región dorsal y también en la ventral. Los nervios suelen extenderse tanto al manto y al lofóforo, también a los músculos valvulares y el pedúnculo. Carecen de estructuras sensoriales especializadas, por lo que se piensa que las células ubicadas en el manto, específicamente en su borde, poseen propiedades receptoras para captar ciertos estímulos, bien sea lumínicos, táctiles o hasta químicos.

Algunos braquiópodos también están dotados de setas, que les aumentan la superficie sensorial. Los estadios juveniles también pueden poseer estatocistos, los cuales se preservan en algunos adultos, lo que les permite mantener la orientación en los sedimentos donde habitan. En algunas larvas también se ha detectado la presencia de ocelos con capacidad fotosensible.

Sistema muscular

Los braquiópodos están dotados de diversos músculos en el lofóforo, en el manto, en el epitelio celómico o aquellos que permiten la apertura, cierre y rotación de las valvas.

Sistema reproductor

En cuanto al sistema reproductor, las gónadas son desarrolladas en la cavidad celómica, los óvulos y el esperma son liberados a través de los túbulos nefridiales.

Reproducción y desarrollo de los braquiópodos

La reproducción en estos ejemplares es de tipo sexual, la mayoría dioicos, se conocen muy pocas especies hermafroditas. La fertilización de algunos de estos invertebrados puede ocurrir internamente, dentro de la cavidad del manto o de forma externa en el mar. La fertilización interna puede continuar con una incubación dentro de la cavidad del manto o en estructuras especializadas para dicha función. La segmentación en estos invertebrados es total, lo que también se conoce con el nombre de holoblástica, con los blastómeros iguales en dimensión, además de ser radial.

Los braquiópodos poseen desarrollo indirecto, por lo que ocurre una etapa larval, cuya forma de vida es planctónica, en algunos suele poseer conchilla, locóforo y ser planctotrófica, lo que les permite un mayor vitalidad; mientras que en otros carece de concha, de locóforo y es lecitotrófica, con un periodo más corto de duración. Luego de proceso de selección, la larva se fija al sustrato y sufre el proceso de metamorfosis.

Alimentación de Brachiopoda

Debido a su vida sésil, todos los miembros del Phyllum Brachiopoda corresponden a seres que se nutren de partículas en suspensión en los cuerpos de agua donde viven, filtrando también el plancton más pequeño, ya que no pueden ir en busca de alimento. Para lograr su nutrición, deben abrir sus valvas para que el agua penetre y el lofóforo se encarga de capturar las partículas de forma selectiva.

Clasificación taxonómica de los braquiópodos

Las primeras clasificaciones taxonómicas dividían al Phyllum Brachiopoda en dos clases, Articulata e Inarticulata, en base a la presencia o ausencia de estructuras articulantes a modo de bisagra entre las dos valvas como características principal, pero gracias a los avances científicos en estudios moleculares, combinados con la morfología, anatomía y desarrollo de estos invertebrados, surge una nueva subdivisión del filo en tres subfilos: Linguliformea, Craniiformea y Rhynchonelliformea.

Los dos primeros corresponden a braquiópodos inarticulados con tracto digestivo completo (con ano), el primero (Linguliformea) con conchas de naturaleza organofosfática y en los que los diferentes tipos de pedículos o pedúnculos son desarrollados a partir del manto, mientras el segundo (Craniiformea) con valvas calcíticas, sin pedículo, ya que se anclan directamente a los sustratos. Por su parte, el subphyllum Rhynchinelliformea está representado con organismos con sus valvas articuladas, calcíticas, en las que el pedículo se forma a partir de una parte de la larva del braquiópodo y que poseen un tubo digestivo cerrado, por carecer de ano.

El taxón Linguliformea, a su vez, se suele dividir en dos, en la categoría de clases:

  • Lingulata: con 3 tres órdenes: Lingulida, Acrotenida y Siphonotretida.
  • Paterinata: con un órden, Paterinida.

Craniiformea está integrado por la clase Craniata con los órdenes Craniiida, Craniopsida y Trimerellida.

Rhynchonelliformea integra las clases Chileata, Obolellata, Kutorginata, Strophomenata y Rhynchonelllata, con 9 órdenes: Atrypida, Athyridida, Orthida, Pentameida, Protorthida, Rhynchonellida, Spiriferida, Terebratulida y Thecideida.

Las especies vivientes de Brachiopoda (aproximadamente 396 en total) están agrupadas en tres clases: la clase Craniata con 16, incluidas en el orden Craniida; la Lingulata con 25, dentro del orden Lingulida y la de mayores cantidades de especímenes la Rhynchonellata con alrededor de 355 especies de braquiópodos, distribuidas en los órdenes Rhynchonellida, Terebratulida y Thecideida.

Biografía consulta

  • Atkinson, L.; Hiller, N. (2018).
  • Cohen, B. (2001).
  • Johnson, W.; Delanney, L.; Williams, E.; Cole, T. (1969).
  • Monceñido, M.; Damborenea, S. (2007).
  • Peybernes, B.; Calzada, S. (1975).
  • Romina, K. (2018).