Ofiuroideos, características de las ofiuras

Ofiuroideos, ofiuras, orden Ophiuroidea
© Paradais Sphynx: ofiura marina

Los Ofiuroideos, Ophiuroidea, también conocidos como ofiuras, son una clase dentro de los equinodermos muy estrechamente relacionados con los asteroideos o estrellas de mar comunes. Su nombre deriva del griego serpiente, ya que cada uno de sus brazos es capaz de adoptar formas que recuerdan a dichos animales.

Los ofiuroideos, ofiuras, viven en hábitats marinos y a diferentes profundidades. Hay especies que pueden vivir tan solo a un metro de profundidad mientras que otras lo hacen a 350 m. Eso sí, a diferencia de otros equinodermos, parece que solo habitan en el océano Atlántico en la franja tropical que va entre el golfo de México hasta los mares de Europa.


Características de los ofiuroideos, ofiuras

Son animales invertebrados que caracterizan por contar con 5 brazos unidos a un disco central, por lo que mantienen su estructura secundaria pentarradial. La diferencia más aparente respecto a los asteroideos es que los brazos tienen una anchura menor respecto al tamaño del disco por lo que se pueden observar espacios que separan un brazo del siguiente.

Hay cierta diversidad en cuanto a tamaños, con algunas especies que miden unos centímetros y otras que llegan a los decímetros. Sin embargo en este grupo no se encuentran animales ni especialmente grandes ni especialmente pequeños.

La morfología de los ofiuroideos es similar a otros equinodermos pero con una simetría radial más marcada que ningún otro. El disco es la parte que contiene todas las vísceras del animal incluyendo los sistemas digestivos y reproductivos, que en otras clases se pueden encontrar en los brazos.

Comparten sistema vascular acuático con otros animales invertebrados equinodermos, aunque presenta ciertas diferencias. Aunque los vasos de este sistema vascular también desembocan en los pies ambulacrales, estos nunca presentan ampollas o ventosas. Normalmente los ofiuroideos presentan un madreporito, pero hay algunas especies que tienen varios, uno por brazo, y otras que no tienen ninguno.

Como los demás miembros del filo equinodermo, los ofiuroideos disponen de un esqueleto de carbonato cálcico formado por osículos. Estos osículos están fusionados para formar placas y las uniones entre las placas y la epidermis permite a estos animales hacer movimientos, doblar los brazos horizontalmente en formas serpenteantes pero no de forma vertical.

El sistema digestivo de las ofiuras se caracteriza por no tener ano, por lo que el orificio de la boca sirve tanto para ingerir como para expulsar sustancias. La boca está rodeada por cinco estructuras con forma de diente y a continuación se encuentran el esófago y un gran estómago que no tiene salida.

El sistema nervioso se parece al de otros equinodermos con un anillo nervioso en el disco central que se bifurca en cinco nervios radiales, uno para cada brazo. La mayoría de ofiuras no tienen ojos ni otros órganos sensoriales especializados, aunque la mayoría sí son capaces de detectar cambios en la composición del agua, estímulos mecánicos y la presencia de luz.

Alimentación de los ofiuroideos, ofiuras

La alimentación de esta clase de animales invertebrados equinodermos es bastante variada según la especie de ofiuras. Hay algunos que son depredadores, pero no es tan frecuente como en los Asteroideos. Los de esta clase cazan sus presas utilizando sus brazos con espinas o mediante una red viscosa que generan entre sus brazos. También hay otros ofiuroideos que se alimentan de materia en descomposición.


Respiración

La respiración en los ofiuroideos tiene lugar en unos sacos conocidos como bursas situados en la base de cada brazo. El agua fluye por estas bursas gracias a la acción de cilios y de contracciones musculares. El oxígeno obtenido se transporta mediante el sistema hemal, una serie de vasos diferentes a los del sistema vascular acuático. Las bursas también son los lugares donde ocurre la función de excreción en la especie ofiura.

Reproducción

La reproducción en los ofiuroideos, ofiuras, puede ser tanto asexual como sexual. La asexual normalmente ocurre por fragmentación, en la que los animales son capaces de restaurar un organismo completo después de haber perdido partes del organismo progenitor. En algunas especies hay incluso procesos de fisión en los que el disco se divide por dos y se generan brazos nuevos y parte del disco.
La reproducción sexual acostumbra a ser dioica, aunque algunas especies ofiuras son hermafroditas. La fecundación suele ser externa y muchas especies desarrollan las larvas en sus bursas. El desarrollo es, por lo tanto, indirecto.

Clasificación de los ofiuroideos

Dentro de la clase de los ofiuroideos, ofiuras, se encuentran tres órdenes diferentes: Oegophiuroidea, Phrynophiurida y Ophiurida.

Oegophiuroidea

La mayoría de ofiuroideos u ofiuras de esta orden están ya extinguidos y en la actualidad solo hay una especie viva. Se caracterizan por no tener bursa y por tener el madreporito en el margen del disco.

Phrynophiurida

Tampoco son especialmente numerosos e incluyen especies de ofiuras con brazos ramificados y capaces de doblarlos verticalmente. Las estrellas cesta están en este orden.

Ophiurida

La mayoría de especies de ofiuras están en este grupo. Como ejemplo del grupo destacamos la especie Ophiolepis superba, conocida por su introducción en los acuarios marinos. Los invertebrados pertenecientes al orden Ophiurida tienen bursas para la excreción y respiración, sus brazos no están ramificados y no pueden doblarlos verticalmente. Su madreporito está en la superficie oral y las glándulas digestivas están completamente dentro del disco central.

Vídeo con un ejemplar de ofiura en acuario marino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *