Asteroideos, características. Las estrellas de mar

Asteroideos, Asteroidea, estrella de mar
Asteroideos, estrella de mar

Los Asteroideos, Asteroidea, son una clase de animales invertebrados dentro del filo de los Equinodermos. En este grupo se incluyen a los animales conocidos como estrellas de mar, aunque a veces se usa el término erróneamente para nombrar a todos los equinodermos. Son probablemente unos de los invertebrados marinos más emblemáticos y más fácilmente reconocibles.

La clase consta de más de 1800 especies que habitan en todos los océanos y ocupan hábitats que van desde aguas muy profundas (más de 6000 metros) hasta zonas intermareales. Eso sí, siempre viviendo en el bentos o fondo marino.


Características de los asteroideos

Su característica más llamativa es la presencia de cinco brazos unidos a un disco central. Lo que los diferencia de los ofiuroideos es que las estrellas de mar tienen los brazos unidos entre sí, además de al disco central. A pesar de que la imagen típica es de la de cinco brazos claramente diferenciados, en algunas especies son bastante cortos y no se distinguen. Otras especies pueden contar entre 7 y 20 brazos y se conocen como estrellas de mar sol.

Como en los demás equinodermos, la dermis de los asteroideos contiene un endoesqueleto de carbonato de calcio formado por estructuras individuales conocidas como osículos. Estos osículos están distribuidos formando un entramado que se extiende por todo el cuerpo del animal. Pueden variar en morfología y tamaño, aunque la mayoría tienen forma de placas. Junto con los equinoideos tienen unas estructuras conocidas como pedicelarios en forma de pinza.

También comparten el sistema vascular acuífero que consiste en una red de canales llenos de líquido y que participa en funciones tan diversas como la locomoción, la alimentación y la respiración. La parte visible de este sistema son los pies ambulacrales, unas estructuras cilíndricas que salen al exterior a través de los podios y que se pueden llenar o vaciar de líquido dependiendo de las necesidades.

El producto de rechazo generado por las estrellas de mar es el amoniaco. Este se secreta por difusión a través de los pies ambulacrales ya que estos animales invertebrados no disponen de órganos específicos para esta función.

El aparato circulatorio de los asteroideos consiste en tres vasos principales en forma de anillo. El primero está alrededor de la boca, el segundo alrededor del aparato digestivo y el tercero cerca de la superficie aboral (conocido como anillo genital). Tienen un corazón situado en un canal vertical que conecta los tres anillos. Del anillo genital sale otro vaso que va a parar a cada brazo del animal.

A pesar de que no tienen demasiados órganos sensoriales, las estrellas de mar son sensibles a la luz, al tacto, a la temperatura, a su orientación y a la composición del agua de su alrededor. Gran parte de los sensores mecánicos y químicos están en los pies ambulacrales. Los receptores de luz están en el extremo de cada brazo en forma de varias decenas de ocelos. Estos animales invertebrados no poseen cerebro centralizado, pero tienen varias redes nerviosas que conectan la región alrededor de la boca con los brazos.


Alimentación

La mayoría de asteroideos son depredadores oportunistas y se alimentan de otros animales invertebrados que habitan el fondo marino. Su aparato digestivo ocupa buena parte del disco central y se extiende hacia los brazos. La boca se encuentra en el centro de la superficie oral, rodeada de una membrana y cerrada a través de un esfínter. El tubo digestivo continúa con un esófago corto, un estómago dividido en dos partes, un intestino y un pequeño ano en la superficie aboral. Algunas especies pueden expulsar parte de su estómago y empezar la digestión de manera externa y así engullir presas más grandes del tamaño de su boca.

Reproducción de los asteroideos

La reproducción típica de los asteroideos es sexual, con individuos macho y hembra. Algunas especies, sin embargo, cambian de sexo a lo largo de su vida. Las gónadas están situadas en pares en cada brazo. En la mayoría de especies la fecundación es externa y los huevos quedan libres en el agua hasta que nacen las crías, sin embargo hay casos en los que se da fecundación interna y cierta incubación de los huevos. El desarrollo de los embriones es indirecto, pasando por los estados larvales de bipinnaria y braquiolaria.

La reproducción asexual también puede tener lugar en los asteroideos, especialmente por fragmentación. Es necesario un solo brazo y una quinta parte del disco para que el animal pueda dar lugar a un organismo entero. Sin embargo, esto no es lo habitual y sólo ocurre ante ataques de depredadores.

Clasificación de los asteroideos, ejemplos

Dentro de la clase de los Asteroideos se encuentran 7 órdenes que son los siguientes:

Brisingida

Los Brisíngidos poseen entre 6 y 20 brazos y en muchas especies los pies ambulacrales tienen ventosas.

Forcipulatida

El orden de los Forcipulátidos poseen pedicelarios formados por un tallo corto y tres osículos. Acostumbran a tener los brazos más anchos.

Notomyotida

El grupo Notomiótidos acostumbran a vivir en mares muy profundos y disponen de brazos especialmente flexibles.

Paxillosida

Los Paxilósidos forman un orden bastante primitivo y sus miembros carecen de ano.

Spinulosida

La mayoría de especies que comprende el orden de los Espinulósidos carecen de pedicelarios y tienen espinas pequeñas cubriendo la superficie aboral.

Valvatida

Los invertebrados del orden de los Valvátidos presentan dos filas de pies ambulacrales con capacidad absorbente y los pedicelarios con forma de cepo.

Velatida

Finalmente los Velátidos agrupa a especies que viven en aguas profundas y frías. Tienen entre 5 y 15 brazos y esqueletos poco desarrollados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *