Descubriendo a los Hidrozoos – animales invertebrados muy interesantes

Hidrozoos, Hydrozoa
Hidrozoos, Hydrozoa

Los Hidrozoos son animales invertebrados muy numerosos pertenecientes al filo Cnidaria y a la clase Hydrozoa, aunque algunos autores los ubican como una superclase. A diferencia de otros grupos presenta diferentes ciclos de vida, formas de crecimiento y estructuras especializadas.

Los hidrozoos son animales invertebrados marinos y de agua dulce, cuyos miembros se caracterizan por presentar dos o tres formas en su ciclo de vida. Algunos representantes del grupo como las Hydras muestran de manera predominante la forma de pólipo, mientras que otras especies exhiben principalmente la forma de medusa.


Su clasificación resulta algo confusa, ya que las diferentes etapas de su desarrollo varían considerablemente entre especies de Hydrozoa que están estrechamente relacionadas, lo que hace difícil establecer la historia evolutiva de este grupo tan diverso y numeroso.

Entre los hidrozoos más comunes y estudiados se incluye la fragata portuguesa (Physalia physalis), el género Hydra de agua dulce, el coral de fuego (Milleporidae) y la medusa velero (Velella velella).

Distribución y hábitat de los hidrozoos

Los Hidrozoos son animales invertebrados que tienen una amplia distribución a nivel mundial.

Se pueden encontrar tanto en mares como en aguas dulces, a profundidades donde la luz no penetra. Por lo general salen a la superficie después de la puesta del sol.

Tanto las formas de medusa como los pólipos pueden ser bénticos o planctónicos, dependiendo de la especie.

De costumbres solitarias o coloniales, aunque también pueden llegar a establecer asociaciones simbióticas con otros organismos tales como peces, poliquetos, moluscos, esponjas, algas, crustáceos, entre otros.

Entre los principales depredadores en la naturaleza de los hidrozoos se encuentra una variedad de caracoles, gusanos, especies de peces, crustáceos y tortugas marinas.

Desarrollo y ciclo de vida

Los hidrozoos poseen ciclos de vida complejos, con dos o tres etapas morfológicamente diferentes.

El ciclo clásico comienza con huevos que se desarrollan en pequeñas larvas de vida libre llamadas plánulas, las cuales tienen un tamaño aproximado de 1 mm y se distinguen por ser ovoides, de simetría radial y cubierta con cilios (estructuras de locomoción que les permiten nadar).

Las plánulas que por lo general son bentónicas se desarrollan a partir del sustrato hasta convertirse en un pólipo sésil, el cual puede quedar adherido al sustrato o reproducirse asexualmente hasta formar una colonia con cientos o miles de pólipos. Al igual que la plánula, el pólipo presenta simetría radial y pueden tener distintas formas.

Dependiendo de la especie, el pólipo liberará una nueva plánula o dará lugar a una medusa, que es una forma de vida libre, de comportamiento solitario, que puede reproducirse sexualmente.

Algunos representantes del grupo durante su proceso evolutivo han suprimido la etapa de medusa, manteniendo solo la fase de pólipo.


Las formas de pólipo poseen tentáculos, los cuales pueden variar en tamaño, número y función. Algunos ejemplares presentan tentáculos con espinas, pero no tienen boca, otros tienen tentáculos y bocas funcionales para alimentarse, y algunos carecen por completo de tentáculos y boca, manteniendo una función principalmente reproductiva.

La forma de la medusa es similar a un pólipo invertido con simetría radial. La parte principal del cuerpo es una estructura de aspecto gelatinoso y con forma de campana o sombrilla. En el interior de la campana aparte de la cavidad gástrica y la boca hay un anillo muscular llamado velo que puede contraerse y relajarse, permitiendo que la medusa se desplace.

Características generales de la clase Hydrozoa

El tamaño de un hidrozoo va a depender de la especie y de la forma de vida. El tamaño de los pólipos más pequeños suele variar entre 20-500 µm. El diámetro de la sombrilla de la mayoría de las medusas se encuentra entre 0,4 mm y los 40 cm. En el caso de las colonias algunas miden apenas unos centímetros, pero otras pueden llegar a medir hasta 30 m.

Los hidrozoos presentan tonos diáfanos, aunque algunos exhiben ciertos colores y tonalidades rojizas debido al consumo de crustáceos.

Tanto pólipos como medusas carecen de cerebro o ganglios centrales, pero algunos poseen estructuras fotosensibles, así como estatocistos que les permiten detectar la gravedad y su orientación en el espacio.

Otra característica resaltante del grupo Hydrozoa e interesante, es que poseen células especializadas llamadas cnidocitos, los cuales contienen en su interior nematocistos, estructuras que utilizan para defenderse o atrapar a sus presas. La acción de los nematocistos resulta tóxica tanto para algunos depredadores naturales como para el hombre, llegando a causar en algunos casos ardores y picaduras dolorosas cuando se tiene contacto directo con estos invertebrados.

Alimentación de los hidrozoos

Los hidrozoos son animales depredadores o filtradores que se alimentan principalmente de pequeños crustáceos, huevos de peces, zooplancton y fitoplancton. Las formas de pólipos suelen tener mayor variedad de presas.

Reproducción

Tanto pólipos como medusas pueden reproducirse de manera asexual o sexual. La mayoría de las especies son dioicas, aunque algunas son hermafroditas. En algunos ejemplares el sexo está determinado por las condiciones ambientales, como por ejemplo la temperatura.

La fertilización puede llevarse a cabo interna o externamente. Los huevos, dependiendo de la especie, pueden ser pequeños y estar presentes en grandes cantidades o grandes y presentes en poca cantidad.

Bibliografía

– Bouillon y col. (2006)
– Brusca y Brusca. (2003)
– Boero y Bouillon. (2004)
– Schuchert, P. (2005)
– Cartwright y Nawrocki. (2010)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *