Insectos acuáticos, información y grupos más representativos

Insectos acuáticos

Introducción a los insectos acuáticos

Los insectos acuáticos constituyen un componente importante de la biodiversidad acuática dulceacuícola. Ellos además de ser muy abundantes en ríos y quebradas, también están presentes en lagos y estancamientos de agua temporales. En las fuentes hídricas, estos insectos pueden vivir adheridos a las piedras, en hojas y material vegetal en descomposición o enterrados en el sedimento fino. Los insectos acuáticos presentan diversos hábitos alimenticios y por consiguiente presentan múltiples modificaciones comportamentales y morfológicas.

Entre los insectos acuáticos más representativos valer la pena destacar los órdenes Diptera o mosquitos, Odonata o libélulas, Trichoptera o tricópteros, Plecoptera o plecópteros y Ephemeroptera o efemerópteros. Estos tipos de insectos acuáticos han sido ampliamente estudiados en términos taxonómicos, biológicos, ecológicos y evolutivos.

Gracias a su estudio bien detallado, muchos se consideran invertebrados bioindicadores de la calidad del agua que permiten detectar diferentes niveles de contaminación. También pueden ayudar en las investigaciones forenses, ya que están presentes en interacción con los cadáveres en descomposición arrojados a las fuentes hídricas.

Nuestro objetivo se fundamenta en documentar algunos aspectos generales de los insectos acuáticos así como resaltar su importancia en estudios forenses y de calidad del agua.

Hábitats alimenticios

Los insectos acuáticos pueden vivir adheridos a las piedras, en hojas y material vegetal en descomposición o enterrados en el sedimento fino. De acuerdo con el lugar donde habitan y la disponibilidad de recursos, estos insectos presentan diferentes hábitos alimenticios. En esta línea, tenemos insectos acuáticos depredadores de otros insectos o de vertebrados como tortugas (accede a contenidos sobre tortugas) y peces, alimentándose de tejido vivo de plantas vasculares y de hábitos detritívoros que quiere decir que se alimentan de materia orgánica en suspensión en la columna de agua.

En la historia evolutiva de los insectos acuáticos, debido a la diversificación en los hábitos alimenticios, presentan modificaciones en sus apéndices corporales. En este contexto, tenemos insectos acuáticos depredadores con patas raptoriales para sujetar la presa, con un labio raptorial como las libélulas con los mismos fines, y otros filtradores de detritos presentan múltiples setas en las piernas anteriores y estructuras bucales para retener la materia orgánica.

De acuerdo al modo de adquisición del alimento, tenemos depredadores que forrajean activamente en búsqueda de la presa como las libélulas, también depredadores pasivos como los hemípteros de la familia Belostomatidae. Los insectos acuáticos detritívoros, por su parte, pueden ser filtradores, trituradores, colectores o raspadores de la materia orgánica.

Estrategias reproductivas

Dentro de los insectos acuáticos existen especies vivíparas y ovovivíparas, un ejemplo lo constituye la especie de Ephemeroptera, Cloeon dipterum, que es ovovivípara y sus huevos eclosionan casi inmediatamente después de entrar en contacto con el agua. En los hemípteros de la familia Belostomatidae se presenta un tipo de cuidado parental, en donde los machos cargan los huevos en la región dorso-posterior del cuerpo hasta completar su desenvolvimiento.

Con respecto a los patrones temporales de emergencia de insectos acuáticos se han reportado cuatro patrones. Uno continuo con fluctuaciones irregulares en la tasa de emergencia, rítmico con relación al periodo lunar, esporádico aconteciendo en intervalos irregulares de pocos días y estacional. A su vez, la reproducción de los insectos acuáticos puede ser potenciada por reducciones en peces relacionadas con las sequías.

Grupos más representativos

Algunos órdenes de insectos son considerados acuáticos, ya que su desarrollo en toda o algún estado de su vida depende de las fuentes hídricas, como es el caso de los órdenes Ephemeroptera, Plecoptera, Trichoptera, Odonata, Megaloptera, Coleoptera, Lepidoptera, Hemiptera, Diptera e Hymenoptera.

Estos insectos presentan increíbles modificaciones morfológicas y fisiológicas en relación a sus hábitos de vida. Los Ephemeroptera son un ejemplo en donde por sus limitado periodo de vida adulta fuera del agua, comienzan la ovogénesis y espermatogénesis desde los estadios juveniles acuáticos. Coleópteros acuáticos depredadores de la superficie del agua de la familia Gyrinidae presentan una división transversal en cada uno de sus ojos, de esta manera con la mitad de sus ojos ven por encima del agua y con la otra mitad por debajo del agua. Otro excelente ejemplo de adaptación radical a su hábitat lo constituyen especies de hemípteros del género Halobates spp, estos son patinadores oceánicos que viven permanentemente encima de la superficie del océano.

Insectos acuáticos en las investigaciones forenses

Los insectos acuáticos han sido implementados en la determinación del intervalo de sumersión postmortem. El término hace referencia a los días de muerto de un cuerpo después de ingresar en un ambiente acuático. Este tipo de investigaciones en las escenas del crimen tiene una importancia legal, de esta manera su estudio se justifica.

Algunos insectos como los mosquitos de la familia Chironomidae y tricópteros consiguen colonizar cuerpos en descomposición, con el conocimiento de su biología en diferentes áreas geográficas es posible determinar traslados del cuerpo y establecer intervalos de tiempo de sumersión.

Insectos acuáticos en el estudio de la calidad del agua

La abundancia de algunas especies o el número de ellas en los ecosistemas dulceacuícolas puede cambiar producto por la contaminación antrópica. Adicionalmente, cambios morfológicos y genéticos también constituyen potenciales biomarcadores útiles en el estudio de la contaminación acuática dulceacuícola. En este contexto, el estudio de los insectos acuáticos y su relación con parámetros físicos y químicos del agua constituye una herramienta novedosa en el biomonitoreo de la calidad del agua.

Referencias

– Blagodatski, A., Kryuchkov, M., Sergeev, A., Klimov, A. A., Shcherbakov, M. R., Enin, G. A., & Katanaev, V. L. (2014). Under-and over-water halves of Gyrinidae beetle eyes harbor different corneal nanocoatings providing adaptation to the water and air environments. Scientific reports, 4, 6004.

– Corbet, P. S. (1964). Temporal patterns of emergence in aquatic insects. The Canadian Entomologist, 96(1-2), 264-279.

– Cummins, K. W. (1973). Trophic relations of aquatic insects. Annual review of entomology, 18(1), 183-206.

– Damgaard, J., Andersen, N. M., Cheng, L., & Sperling, F. A. (2000). Phylogeny of sea skaters, Halobates Eschscholtz (Hemiptera, Gerridae), based on mtDNA sequence and morphology. Zoological Journal of the Linnean Society, 130(4), 511-526.

– Dorn, N. J. (2008). Colonization and reproduction of large macroinvertebrates are enhanced by drought-related fish reductions. Hydrobiologia, 605(1), 209-218.

– Gaino, E., & Rebora, M. (2005). Egg envelopes of Baetis rhodani and Cloeon dipterum (Ephemeroptera, Baetidae): a comparative analysis between an oviparous and an ovoviviparous species. Acta Zoologica, 86(1), 63-69.

– Haskell, N. H., McShaffrey, D. G., Hawley, D. A., Williams, R. E., & Pless, J. E. (1989). Use of aquatic insects in determining submersion interval. Journal of Forensic Science, 34(3), 622-632.

– Mantilla, J. G., Gomes, L., & Cristancho, M. A. (2017). The differential expression of Chironomus spp genes as useful tools in the search for pollution biomarkers in freshwater ecosystems. Briefings in functional genomics, 17(3), 151-156.

– Montaño-Campaz, M. L., Gomes-Dias, L., Restrepo, B. E. T., & García-Merchán, V. H. (2019). Incidence of deformities and variation in shape of mentum and wing of Chironomus columbiensis (Diptera, Chironomidae) as tools to assess aquatic contamination. PloS one, 14(1), e0210348.

– Nehring, R. B. (1976). Aquatic insects as biological monitors of heavy metal pollution. Bulletin of environmental contamination and toxicology, 15(2), 147-154.

– Wallace, J. B., & Merritt, R. W. (1980). Filter-feeding ecology of aquatic insects. Annual review of Entomology, 25(1), 103-132.