Estás aquí: Inicio » Artrópodos » Hemípteros, características, ciclo de vida y ejemplos representativos

Hemípteros, características, ciclo de vida y ejemplos representativos

Hemípteros
Andreas Rockstein/CC BY-SA 2.0

Los hemípteros son un grupo de animales invertebrados incluidos en el Phyllum Arthropoda, en la Clase Insecta y cuyo taxón corresponde al grado de orden, con una gran variedad de familias. La palabra hemíptero proviene de la fusión de dos términos griegos “hemi” y “pteron” cuyo significado se traduce como medio y ala, respectivamente, para hacer referencia a la zona basal de las alas anteriores que presenta mayor grosor que la región distal, siendo ésta de aspecto membranoso, lo que se conoce como hemiélitros, pero esta característica solo es evidenciable en algunos hemípteros como son los populares chinches y el grupo abarca también otros tipos de insectos como las chicharras, pulgones, chicharritas, moscas blancas, cochinillas, entre otros.

A continuación se detallan las características distintivas de este orden (Hemiptera), su ecología, además de los ejemplos tipos más representativos.

Características de los hemípteros

Entre las principales características de este grupo de insectos tan heterogéneos se encuentran:

Los hemípteros corresponden a insectos de pequeño a mediano tamaño, el espécimen de mayor longitud es conocido popularmente como chinche de agua y científicamente como Lethocerus maximus, el cual puede superar los 11 cm.

Los hemípteros son un grupo de invertebrados muy heterogéneos en formas y coloraciones, las morfologías incluyen insectos alargados, redondeados, ovalados, entre muchos otros, mientras que en las coloraciones se pueden encontrar con tonalidades oscuras como marrones o negras, algunos verdes y otros más claros hasta blancos, con diversidad de patrones, líneas, puntos, manchas, etc. Por tratarse de insectos, el cuerpo de los hemípteros también se divide en tres regiones, la cabeza, el tórax y el abdomen.

La característica más distintiva en este grupo es que su cabeza está dotada de un aparato bucal con piezas alargadas, que forman un tipo de pico o trompa (llamado rostro) que se encuentra adaptado tanto en su morfología como en su anatomía para perforar y succionar líquidos. Este aparato consiste estructuralmente en 4 estiletes (dos pares) integrado tanto por mandíbulas como por las maxilas, los cuales involucran el labio. La disposición de estos estiletes conforma dos canales, uno salival (posterior) y otro para el alimento (anterior).

Generalmente poseen la cabeza opistognata con poca movilidad, con ojos compuestos y presencia o ausencia de ocelos, aunque existen algunos ejemplares que carecen de ojos. Las antenas poseen diversidad de formas (filiformes, estiliformes, entre otras) y usualmente integradas por pocos segmentos (3 a 5). El tórax tiene 3 segmentos denominados desde la cabeza hasta el abdomen pro, meso y metatórax y algunos poseen unas glándulas odoríferas en la pleura de este último segmento.

Las alas de algunos hemípteros como ya ha sido mencionado corresponde a hemiélitros, pero otros las tienen uniformes, también pueden poseer variados grados de desarrollo. El abdomen lo constituyen normalmente entre 7 u 8 segmentos, los últimos transformados o modificados para albergar las estructuras reproductoras.

Otro carácter distintivo de los hemípteros es que sus tarsos poseen un número reducido de segmentos o tarsómeros, generalmente con tres y el primer par consta de al menos una fila de setas.

Reproducción y ciclo de vida

Los hemípteros incluyen especies generalmente con reproducción sexual, pero también hay partenogenéticas, sus ciclos de vida pueden ser complejos e involucrar generaciones tanto aladas como ápteras, ovíparas y también vivíparas e incluso se puede presentar alternancia en huéspedes.

Como característica peculiar en este tipo de insectos se encuentra que son exopterigotas o hemimetábolos, es decir, que poseen una metamorfosis simple o incompleta, con 3 estadios: huevo, varios ninfales y adulto o imago.

Ecología

Los hemípteros son insectos cosmopolitas, que pueden colonizar diversidad de hábitats terrestres tanto húmedos como cálidos y secos, de esta manera pueden vivir en el suelo (en hojarasca, sobre rocas o incluso en grietas), debajo del suelo, en plantas o bajo la corteza de árboles, además que algunos poseen hábitos acuáticos, ya que se ubican tanto en aguas dulces epicontonentales (lagos, ríos, arroyos), salobres, como en marinas, bien sea en la superficie (especies semiacuáticas) o sumergidos.

Los hemípteros poseen múltiples hábitos de vida, muchos de estos invertebrados son fitófagos y se nutren de diversas partes de las plantas (de las raíces, láminas foliares, flores, semillas, plántulas, savia), pero gran parte de ellos también pueden ser zoófagos y depredar otros artrópodos o incluso pequeños vertebrados. Algunos insectos de este grupo también son omnívoros, otros saprófagos, otros tienen predilección por los hongos y micelios. También los hay hematófagos, éstos últimos pueden desempeñarse como vectores relevantes de transmisión de microorganismos a plantas y animales, incluyendo al ser humano.

Otras adaptaciones que se encuentran en algunos hemípteros es su capacidad de asociación con ciertos microorganismos, lo que se conoce como endosimbiosis.

Los hemípteros depredadores juegan un rol ecológico fundamental al regular poblaciones de las presas que consumen, algunos sirven como control biológico porque consumen insectos que son plagas de cultivos.

Ejemplos de hemípteros

El orden Hemiptera incluye tanto a representantes antiguamente conocidos como heterópteros, por ejemplo los homópteros, a continuación estudiamos los ejemplos más representativos de este grupo tan amplio y diverso:

Chinches

Son un grupo muy numeroso y heterogéneo que incluyen varias familias con variedades de morfologías, tamaños, hábitats y formas de vida. Este tipo de hemípteros posee hábitats tanto terrestres como acuáticos, y los hay fitófagos como depredadores y hematófagos.

Entre las chinches verdaderas tenemos a la especie Nezara viridula de la familia Pentatomidae, con coloración verde, fitófaga, que tiene como característica que produce una sustancia maloliente para defenderse. Otro ejemplo son los chinches acuáticos de la familia Belostomatidae conocidos vulgarmente como cucarachas de agua, presentan grandes dimensiones, con cuerpo con morfología generalmente ovoide, son depredadoras y pueden ocasionar picaduras a los seres humanos, entre ellos se encuentran Belostoma elegans, Lethocerus colossicus y Lethocerus maximus, entre otros.

Chipos o pitos

Hemípteros de la Superfamilia Reduvoidea, Familia Reduviidae con morfología variable y coloraciones generalmente entre rojizas, castañas o negruzcas, muchas son depredadoras de otros insectos, pero también incluyen especímenes hematófagos como Rhodnius prolixus, Triatoma maculata o Panstrongylus geniculatus destacados en salud pública por ser vectores del protozoario Tripanosoma y causar lo que se conoce como enfermedad de Chagas.

Chicharras o cigarras

Chicharras o cigarras de la Superfamilia Cicadoidea, Familia Cicadidae y Tettigarctidae, muy habituales en climas cálidos, con la peculiaridad de emisión de un sonido típico, a gran volumen, cada especie emite uno distintivo que las identifica. Se alimentan de vegetales y durante su fase de ninfa se encuentra en el suelo nutriéndose de las raíces.

Entre las especies se pueden mencionar a Quesada gigas y Fidicia viridis llamadas popularmente chicharra cocoa y chicharra verde, respectivamente, ambas Cicadidae.

Pulgones o áfidos

Incluidos dentro de la Superfamilia Aphidoidea, Familia Aphididae, son insectos de dimensiones reducidas, con relevancia agrícola por ser plagas de muchos cultivos, de los que se alimentan de la savia, algunos son monófagos, pero también pueden ser polífagos. Algunos ejemplares son el áfido negro de los cítricos (Toxoptera citricidus), el de la carota (Picturaphis vignifillus) y el negro del cambur (Pentalonia nigronervosa), entre otros.

Moscas blancas

Indexadas taxonómicamente en la Superfamilia Aleyrodoidea, Familia Aleyrodidae, que en cuanto a su tamaño no sobrepasan el mm de longitud, pero con gran impacto en cultivos, por sus hábitos alimenticios de la savia de las plantas, y por facilitar el desarrollo de ciertos hongos y patógenos, siendo una de las más destacadas la especie Bemisia tabaci popularmente denominada mosca blanca del tabaco.

Autores consultados

  • Bar, M. (2009).
  • Bastidas, R. (1980).
  • Costa, C.; Ide, S.;Simonka, C. (2006).
  • Faúndez, E.; Carvajal, M. (2017).
  • Herrera, F. (2013).
  • Pall, J. (2015).
  • Pombo, D.; Bourgoin, T. (2012).
  • Quilaguy, J. (2018).
  • Soukup. J. (1966).