Crustáceos, características y clasificación

Crustáceos, características, clasificación ejemplos
Crustáceos, Crustacea

Los Crustáceos, Crustacea, son un subfilo dentro de los Artrópodos, formado por más de 65.000 especies que incluye a animales muy comunes y variados, por ejemplo los cangrejos, la langosta, las gambas, el cangrejo de río o los percebes.

Características de los crustáceos

Son muy diversos en tamaño, con especies que miden menos de 0,1 mm hasta otras que llegan a medir casi 4 metros. Su característica más llamativa es la posesión de extremidades birrámeas, que los diferencia de los demás artrópodos con extremidades unirrámeas. También tienen una fase larvaria exclusiva, conocida como nauplio que usan apéndices de la cabeza para nadar.


La mayoría de los crustáceos son animales acuáticos de vida libre, pero también hay algunas especies que son terrestres, otros sésiles e incluso algunos parásitos. Tienen un registro fósil muy extenso que se remonta hasta la época cámbrica, incluyendo algunas especies que viven actualmente y que no han evolucionado desde el periodo triásico.

El cuerpo de los crustáceos es segmentado y está formado por tres regiones: la cabeza, el tórax y el abdomen. En algunas especies la cabeza y el tórax están fusionados y forman el cefalotórax, como ocurre con otros artrópodos, por ejemplo los arácnidos. Cada segmento puede incluir un par de apéndices: los de la cabeza, las antenas, mandíbulas y los maxilares; los del tórax, las patas que pueden ser para caminar o para alimentarse; los del abdomen o los pleópodos que sirven para nadar normalmente.

El aparato digestivo es relativamente sencillo y normalmente está formado por un tubo recto que recorre el cuerpo del animal. Normalmente contiene un órgano parecido a la molleja de las aves que actúa como triturador digestivo. Algunos crustáceos también disponen de un par de glándulas digestivas en forma de espiral que se encargan de absorber los nutrientes.

El sistema circulatorio de los crustáceos es abierto, en el que la sangre es bombeada desde el corazón hasta el hemocele. Algunos crustáceos tienen pigmentos portadores de oxígeno como la hemocianina, mientras que otros tienen hemoglobina. La respiración la realizan, generalmente, mediante branquias.

La excreción en este grupo de animales se efectúa por unos apéndices situados debajo de las antenas que se conocen como glándulas antenales. Consiste básicamente en un saco que recoge los compuestos residuales y los expulsa por un poro situado en su cabeza.

El sistema nervioso de los crustáceos coincide con la mayoría de artrópodos pero acostumbra a tener ganglios fusionados en cada segmento de su cuerpo. En algunas especies se pueden encontrar axones muy grandes especializados en transmitir rápidamente la información. Los órganos sensoriales más importantes de estos animales son los ojos, los estatolitos y los pelos sensoriales. Los ojos de los adultos suelen ser compuestos, laterales y en algunos casos con movimiento. Los estatocistos se ocupan del equilibrio y posición y los pelos sensoriales tienen función táctil y quimiorreceptora.


Reproducción de los crustáceos

La mayoría de crustáceos se reproducen exclusivamente mediante reproducción sexual y cuenta con individuos de sexos diferentes. Sin embargo, hay algunas especies que son hermafroditas. Y otras que se reproducen por partenogénesis. Normalmente las gónadas se sitúan en el adbomen y a pares. Los machos acostumbran a tener apéndices especializados para la transferencia de sus espermatozoides, generalmente en el primer par de pléodos. La fecundación es interna pero los huevos son luego soltados al agua, excepto en algunas especies que los mantienen unidos a su cuerpo.

El desarrollo de los crustáceos es indirecto, por lo que pasan por diversas fases larvarias hasta convertirse en adultos. La fase más característica de estos animales es el nauplio. Es la primera fase y en ella la larva tiene tres pares de apéndices que emergen de la cabeza y que usan para nadar. En la mayoría de especies, luego se encuentran otras fases larvarias como la zoea y la post-larva.

Clasificación de los crustáceos, ejemplos

La clasificación de los crustáceos ha sido motivo de polémica a lo largo de muchas décadas, aunque recientemente se ha intentado poner orden. Por ahora, la comunidad científica reconoce seis clases dentro del subfilo de los crustáceos. Estas clases son: Branchipoda, Remipedia, Cephalocarida, Maxillopoda, Ostracoda y Malacostraca.

Brachiopoda

Agrupa animales de agua dulce, de tamaño generalmente pequeño y caracterizados por unos apéndices en la parte trasera de la cabeza que incluyen branquias externas.

Remipedia

Son animales de entre 10 y 40 milímetros, con un cuerpo largo y apéndices laterales que recuerdan a los miríapodos. Su cuerpo es bastante primitivo y no tienen ojos.

Cephalocarida

Incluye solo alrededor de 10 especies y de vida bentónica. Miden menos de 4 mm y tienen un cuerpo primitivo. No hay registro fósil de esta clase.

Maxillopoda

Se caracterizan por tener un abdomen y los correspondientes pléopodos bastante reducidos, cuando no ausentes. En este grupo se incluyen por ejemplo los percebes.

Ostracoda

Son crustáceos de tamaño muy reducido en general y se caracterizan por tener un caparazón con dos valvas que puede estar altamente calcificado o ser blando.

Malacostraca

Es la más importante de las seis clases, incluyendo más de 40.000 especies vivas. Presentan gran diversidad de formas y han colonizado todos los hábitats acuáticos así como algunos terrestres. En esta clase encontramos a la mayoría de crustáceos relacionados con la alimentación humana, por ejemplo los cangrejos, langostas y gambas.

3 respuestas a «Crustáceos, características y clasificación»

  1. Me ha servido mucho la verdad es muy interesante, pero me gustaría que añadiesen otros fatores, como sería la alimentación o la taxonomía, aún así me ha servido mucho. Gracias.

  2. Bueno, encuentro muy interesante y completo el informe, ya que me sirvió mucho para poder entender la clase de animales que son estos crustáceos cascarudos.
    Atte; Eduardostxd

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *