Estás aquí: Inicio » Artrópodos » Colémbolos (Collembola), características y ejemplos, beneficios

Colémbolos (Collembola), características y ejemplos, beneficios

Colémbolos, Collembola

Los colémbolos son un grupo de animales poco populares pero muy cuantiosos en el mundo, además de ser cosmopolitas, encontrándose incluso en regiones desérticas y polares, desempeñando un relevante papel en el ecosistema. Se les conoce en inglés como “springtails”, cuya traducción al español es cola de resorte, gracias a la capacidad saltarina de algunos ejemplares. El nombre colémbolos hace referencia al de la categoría taxonómica que presentan a nivel de clase, que proviene de la fusión de dos palabras griegas, “colla” y “embolon” cuyo significado es pegamento y tubo, respectivamente y deriva de su característica más distintiva, una estructura ubicada en la parte ventral que utilizan para adherirse a las diferentes superficies.

Características de los colémbolos

Taxonomía

Los colémbolos son animales invertebrados indexados a nivel taxonómico en la Clase Collembola del Phyllum Arthropoda. Dicha clase incluye cuando órdenes Entomobryomorpha, Neelipleona, Poduromorpha y Symphypleona, los cuales en total albergan un aproximado de 8555 especies existentes.

Hábitat

Estos invertebrados están localizados en diferentes lugares a nivel mundial, en gran variedad de ambientes, desde las regiones tropicales y templadas hasta las latitudes polares, incluyendo también zonas desérticas, generalmente entre el nivel del mar y los 7000 metros de altitud.

Los hábitats son heterogéneos y comprenden el suelo (en la superficie, sobre hojarasca, bajo rocas o hasta profundidades que no superen los 1500 metros), en plantas (corteza, láminas foliares, entre otros), en musgos, sobre líquenes, en cuevas, nidos (de otros artrópodos como insectos, también de aves y mamíferos), excrementos (como el llamado guano de murciélagos), además de cuerpos de agua, bien sea lénticas o lóticas, estos pueden ser permanentes o de duración temporal.

Tamaño

Estos especímenes tienen dimensiones reducidas o mínimas, usualmente rondan los 2 mm, pero también pueden oscilar desde las 200 micras hasta los 10 mm.

Morfología

La forma suele variar en base a los diferentes hábitats o ambientes que ocupa, de esta manera puede ser entre alargada o globosa. Los colémbolos carecen de alas y los colores de su cuerpo también son múltiples, se han encontrado colémbolos con tonos blancos, rojos, azules, grises, además de multicolores. Estos animalitos pueden tener el cuerpo cubierto con sedas o quetas con morfologías heterogéneas, algunas de las cuales tienen un rol sensorial y otras pueden modificarse y formar escamas.

Al igual que los insectos el cuerpo de los miembros de la clase Collembola se puede subdividir en tres regiones o tagmas bien diferenciadas, la cabeza, el tórax y el abdomen. La cabeza generalmente posee ojos con ocho corneolas a cada lado, aunque existen ejemplares que son ciegos, también cuentan con dos antenas, con 4 segmentos cada una. Están dotados de piezas bucales inmersos en una cavidad (la cavidad bucal).

Al tórax lo integran tres segmentos y 6 patas, un par en cada uno, mientras que el abdomen tiene 6, con la abertura genital ubicada en el número 5. Están presentes también tres apéndices abdominales, uno localizado en el primer segmento, en la parte ventral, el colóforo, un tubo cuya función es adhesiva, aunque también se le ha atribuido la regulación hídrica, pero todavía este rol se encuentra en discusión. El otro apéndice se ubica en el cuarto segmento del abdomen, en la región ventral, se trata de la furca o fúrcula, el órgano que les permite saltar a algunos colémbolos, en otros se encuentra reducido. El último apéndice se denomina tentáculo y está situado en el tercer segmento, su finalidad es la sujeción de a fúrcula en reposo.

Reproducción y desarrollo

La reproducción de los colémbolos es de tipo sexual, aunque también se ha observado la partenogénesis, existen en ellos sexos separados, con dimorfismo sexual, pero la transferencia de los gametos se realiza de manera indirecta o directa, el macho puede colocar un espermatóforo en el suelo, o en un pedúnculo, pero también lo puede situar directamente en la abertura genital de la hembra, en los dos primeros casos, la hembra recoge el espermatóforo para que se produzca la fecundación. El desarrollo es directo, es decir, ametábolo, con diferenciación de los juveniles y adultos, principalmente por las dimensiones y por las aberturas de los genitales.

Alimentación de los integrantes en la Clase Collembola

Estos diminutos seres toman los nutrientes necesarios para su existencia de diferentes tipos de fuentes, generalmente de hongos o esporas, pero también se nutren de componentes orgánicos vegetales en descomposición o de material vegetal vivo. Unos ejemplares suelen alimentarse de otros seres vivos, como nematodos (saber más) y rotíferos, incluyendo otros colémbolos.

Beneficios de los colémbolos

Por el tipo de nutrición que poseen los colémbolos son organismos de relevancia en los ciclos biogeoquímicos, ya que funcionan como descomponedores de la materia vegetal inanimada, ayudando a devolver los nutrientes a la Tierra, con lo que a su vez, contribuyen con la formación del suelo y de su estructura, por lo que en estudios de su abundancia y diversidad resultan indicadores de las condiciones del ambiente (principalmente las de humedad y temperatura), de contaminación e impacto ambiental, de las características y calidad edáficas, así como la presencia de su fuente nutritiva preferida, los hongos. También se emplean algunos ejemplares para la realización de test de tipo toxicológicos.

De la misma manera, mantienen el equilibrio ecológico por medio del flujo de energía, ya que controlan poblaciones de microorganismos como bacterias y hongos (más información del reino Fungi ), a la vez que constituyen la fuente de nutrientes de algunos depredadores, la mayoría insectos (principalmente hormigas y escarabajos), pero también otros artrópodos (como ácaros y arañas), además de vertebrados (aves, anfibios y peces).

Ejemplos de los colémbolos

Entre algunos ejemplares de los miembros de la clase Collembola se encuentran:

Schoettella novajanieae: colémbola del Orden Poduromorpha, Familia Hypogastruridae, de aproximadamente 1 mm de longitud y coloración entre azul y violácea, con 8 ojos a cada lado de la cabeza, fúrcula o furca reducida, carente de mucrón.

Entomobrya vadelli: indexado en el Orden Entomobryomorpha, Familia Entomobryidae, de coloración amarillo pálido con manchas oculares en tonos oscuros, específicamente azules, también posee otras manchas a nivel abdominal, sus antenas también son oscuras. Posee un diámetro de 1,8 milímetros (sin contar las antenas).

Sminthurus viridis: popularmente conocido como plaga de la alfalfa en países como Australia,pertenece al Orden Symphypleona, Familia Sminthuridae, es un colémbolo relevante porque causa daño a múltiples cultivos debido a sus hábitos alimenticios fitófagos. Las heridas que deja en los vegetales permite el asentamiento de microorganismos como hongos y con ello también llegan otros colémbolos como Entomobrya schoetti para alimentarse de ellos.

Autores consultados

  • Arbea, J.; Blasco-Zumeta, J. (2001).
  • Baquero, E.; Jordana, R. (1999).
  • Baquero, E.; Jordana, R. (2015).
  • Bellinger, P.; Christiansen, K.; Janssens, F. (2020).
  • Guzmán, C.; Melo, O.; Lozano, M.; Rivera, F. (2010).
  • Jordana, R.; Vadell, M.; Baquero, E. (2005).
  • Ospina, C.; Serna, F.; Peñaranda, M.; Serna, S. (2003).
  • Palacios, J. (2016).
  • Palacios-Vargas, J.; Castaño-Meneses, G. (1988).
  • Uribe-Hernández, R.; Juárez-Méndez, C.; Montes de Oca, M.; Palacios-Vargas, J.; Cutz-Pool, L.; Mejía-Recarmier, B. (2010).