Cangrejo ermitaño, crustáceo que vive en conchas viejas

cangrejo-ermitaño
Cangrejo ermitaño

Características y descripción

Los cangrejos ermitaños son un grupo de crustáceos pertenecientes a la superfamilia Paguroidea. Está compuesto por seis familias que abarcan más de 1000 especies contenidas en numerosos géneros.

Se cree que el cangrejo ermitaño se encuentran más cercanamente relacionados con los cangrejos porcelana (Familia: Porcellanidae) y con los crustáceos del suborden Dendobranchiata. Asimismo, se cree que los Litódidos son un grupo generado a partir de los cangrejos ermitaño y que por tanto debería ser situados dentro de Paguroidea.

Géneros de cangrejos hermitaños

  • Coenobitidae
  • Diogenidae
  • Lithodidae
  • Paguridae
  • Parapaguridae
  • Pylochelidae

Los cangrejos ermitaños son animales invertebrados integrados en el filo de los artrópodos, subfilo Crustacea, clase Clase Malacostraca y orden Decapoda, los cuales presentan una gran variedad de tamaños desde unos cuantos milímetros hasta cerca de 40 cm en especies como el cangrejo de los cocoteros. Cuentan con diez extremidades articuladas de las cuales, las dos frontales, son de tamaños diferentes. El apéndice derecho más grande es utilizado en la defensa mientras que el izquierdo más pequeño se usa en la consecución de alimento y agua. Tienen dos pares de antenas sensoriales y dos ojos compuestos que les proveen información de su entorno. Todas las especies presentan agallas por lo que siempre debe haber un acceso cercano al agua que las humedezca y permita la respiración.

Debido a que el cangrejo ermitaño no cuenta con un caparazón, su abdomen resulta suave y vulnerable por lo que debe usar conchas viejas para su protección. Cuando el individuo encuentra una concha apropiada para su tamaño, se posiciona dentro de la misma dejando afuera la cabeza y varias extremidades para la locomoción, defensa y alimentación. Su cuerpo flexible le permite adaptarse a una variedad de conchas diferentes y a medida que va creciendo va buscando refugios más grandes. Las últimas dos extremidades son más cortas y ayudan al animal a sujetarse de su concha.

Se ha observado que los cangrejos ermitaños frecuentemente desencadenan agresiones sobre conchas que les pueden ofrecer una ventaja. También se sabe que son capaces de recordar aquellas que han sido descartadas en ocasiones anteriores. Si el individuo llega a encontrar alguna concha de mejores características que la que habita, este tomará rápidamente la decisión de trasladarse a dicho nuevo refugio. Las anémonas de mar frecuentemente se sujetan de las conchas de estos cangrejos obteniendo transporte y restos de comida a la vez que le proveen a su huésped algo de protección.

Distribución y hábitat ¿Dónde vive el cangrejo ermitaño?

Los cangrejos ermitaños tienen presencia en todos los continentes a excepción de la Antártida. Existen especies de hábitos predominantemente marinos y también aquellas que pasan su vida sobre la tierra.

Pueden ser encontrados a lo largo de costas en casi cualquier tipo de fondo como lechos rocosos, de pastos marinos o arenosos, excluyendo el lodo. Las larvas se ubican en el agua por debajo de piedras o sujetas a pastos marinos. Son hallados en profundidades de hasta 80 metros, pero existen registros de individuos en profundidades de hasta 200 metros. Generalmente especies más pequeñas prefieren aguas más pandas que aquellas de mayor envergadura.

Alimentación ¿Qué come el cangrejo ermitaño?

El cangrejo ermitaño es un animal invertebrado omnívoro que se alimentan casi de cualquier nutriente que puedan encontrar en sus alrededores. Las presas más comunes son peces pequeños y animales invertebrados junto con plancton y otras partículas en suspensión en el agua. Igualmente pueden alimentarse de carroña.

Reproducción

Muchas de las especies de cangrejos ermitaño encuentran sus potenciales parejas en el mar. En ciertas áreas se pueden observar desplazamientos en masa en épocas de apareamiento. La hembra y el macho salen un poco de sus conchas y el macho procede a transferir un espermatóforo a la hembra. Cuando éste se implanta la hembra puede depositar miles de huevos a lo largo del abdomen de la misma. Ésta se encarga del transporte de los huevos por alrededor de un mes durante los cuales las dos primeras etapas del ciclo de vida (nauplius y protozoea) son completadas.

Una vez los huevos son depositados en el mar, eclosionan y siguen su proceso metamórfico por otro mes más. Al alcanzar el estado de megalope no se alimentan y deben buscar refugio en una concha en donde completar su transformación. Las hembras se consideran completas al alcanzar la etapa adulta, mientras que los machos continúan desarrollando características morfológicas después de ser adultos.

Datos adicionales del cangrejo ermitaño

Ninguna especie de cangrejo ermitaño ha sido categorizada por la Lista Roja de Especies Amenazadas de la IUCN. No se conocen tampoco esfuerzos o campañas para garantizar la supervivencia de la especie. Estos crustáceos son comercializados comúnmente como mascotas y hacen parte de la gastronomía de algunos de los sitios en donde habita. Dado su pequeño tamaño, es presa de muchos animales como tiburones, peces, calamares y pulpos.

El cangrejo ermitaño tiene una gran importancia en el ecosistema como detritívoros y carroñeros. Estos crustáceos ayudan a descomponer materiales muertos, contribuyendo así al ciclo de nutrientes.