Araña de Sídney, Atrax robustus, y su mortal veneno

Araña de Sídney, Atrax robustus
Araña de Sídney, Atrax robustus

La araña de Sídney o Atrax robustus (Sydney funnel-web spider) es un arácnido potencialmente mortal. Se estima que al menos 13 muertes registradas en Australia en el siglo XX por emponzoñamiento han sido por su causa.

Este pequeño y peligroso arácnido es todo un icono nacional debido a los mitos que se han creado producto de su peligrosidad y característico comportamiento agresivo, causando fascinación y temor entre la población.

También son conocidas como arañas de tela de embudo, debido a la forma de túnel que tienen sus nidos. Por lo general, los machos son individuos solitarios y muy activos en horas nocturnas, sobre todo en temporada de verano, cuando recorren grandes distancias en búsquedas de hembras, momento en el que suelen ser más agresivos y territoriales.

Características de la araña de Sídney

Son relativamente pequeñas, siendo la diferencia de tamaños la única diferencia física notable entre hembras y machos. Los machos suelen alcanzar tallas entre los 30 y 40 mm, mientras que las hembras pueden llegar a medir entre los 50 y 60 mm. Tanto hembras como machos de la especie son de color negro azulado muy reluciente, con un aspecto pubescente debido a la gran cantidad de pequeños pelos que cubren la mayor parte de sus extremidades y el abdomen. En raras ocasiones pueden observarse ejemplares de una tonalidad marrón muy oscura, pero al igual que los de color negro, son brillantes.

Atrax robustus posee grandes sacos de un poderoso veneno dentro de sus quelíceros, el cual es potencialmente mortal para los humanos y algunos primates. Sin embargo, las toxinas de la que está hecho pueden ser inocuas para otras especies de mamíferos y reptiles.

Dónde y cómo vive Atrax robustus

Distribución de la araña de Sídney, Atrax robustus
Distribución de la araña de Sídney, Atrax robustus

Atrax robustus solo se encuentran en Australia, en su costa este, y restringidas a la ciudad de Sídney y sus alrededores en un radio no mayor de 150 Km. Tienen preferencia por las cavidades debajo de las rocas donde encuentran cobijo en la sombra, también pueden hallarse debajo de escombros de madera en zonas húmedas. En ocasiones, habitan debajo de los pisos de las residencias, donde encuentran un hábitat perfecto con protección y alimentos.

Sus nidos son tejidos en forma de embudo, con una fuerte estructura construida de una fina y resistente seda de color blanco. La entrada es característica de la especie, la cual construyen en forma de “Y”. Su hábitat debe ser de temperatura estable y muy húmedo.

Qué come la araña de Sídney

La dieta de estas arañas está constituida por un gran número de artrópodos, consume con mayor frecuencia escarabajos, saltamontes, cucarachas, larvas de insectos, mariposas, entre otra gran cantidad de invertebrados. Y, ocasionalmente, pueden sorprender a pequeñas ranas y lagartijas que, en un descuido, son atrapadas en la red.

La tela de seda presenta una estructura que está diseñada para atrapar a las presas, dificultando la capacidad de desplazamiento sobre estas. La araña de Sídney no posee ningún inconveniente para moverse en su propia seda, abordando de forma efectiva a las presa, las muerde en repetidas ocasiones y luego las arrastra hacia el fondo del embudo.

Reproducción

El periodo reproductivo de la araña de Sídney comienza entre la estación de verano y el otoño, cuando los machos se vuelven más activos, y se aventuran a recorrer distancias considerables buscando a individuos hembras para reproducirse.

El macho, quien posee un par de testículos, deposita su material genético en una densa malla de seda tejida por la hembra. Este material es depositado a través de un conducto que va desde los testículos hasta un pequeño orificio de salida.

La hembra se posiciona sobre los espermatozoides del macho y los colecta para ser usados en la fertilización de sus huevos y, en algunos casos, para ser almacenados y luego usarlos en su debido momento. La hembra puede colocar alrededor de 90 a 120 huevos de color amarillo verdoso.

Clasificación de Atrax robustus

Atrax robustus se clasifica en el filo de los artrópodos, clase Arachnida, orden Araneae y familia Atracidae. Su nombre científico se debe a O. Pickard-Cambridge quien lo propuso en 1877.