Sanguijuelas, características, alimentación y reproducción

Sanguijuelas, animales invertebrados anélidos
Animales invertebrados: sanguijuela

Características y descripción

Los hirudíneos (Clase: Hirudinea) son un grupo de anélidos conocidos comúnmente como sanguijuelas. Las verdaderas sanguijuelas pertenecientes a la infraclase Euhirudinea que se dividen a su vez en dos grupos: Rhynchobdellida y Arhynchobdellida. Todos pertenecen al filo Annelida (anélidos), un filo controvertido en cuanto a su clasificación, de hecho existen autores que prefieren distribuirlos en dos clases: Poliquetos y Clitelados, en estos últimos se incluirían las sanguijuelas entre otras especies de animales invertebrados.

Actualmente se reconocen cerca de 700 especies de las cuales 100 de ellas viven en ecosistemas marinos, 90 son terrestres y el resto corresponden a aquellas que viven en cuerpos de agua dulce.

Las sanguijuelas son anélidos de forma aplanada con hábitos de vida predadores o parasíticos. La longitud corporal de estas especies puede variar entre 1 y 20 cm. La coloración de su cuerpo es comúnmente negra, marrón, verde o roja y puede estar acompañada de rayas o manchas. A diferencia de otros anélidos, éstos cuentan con un número fijo de segmentos corporales y cada uno tiene subdivisiones que se conocen como annuli. Poseen una ventosa anterior pequeña y una posterior más grande. El movimiento de estos animales se produce al mover y sujetar la ventosa anterior para luego arrastrar el resto de segmentos de su cuerpo. Pueden nadar gracias a rápidas ondulaciones del cuerpo que realizan usando los músculos de la pared corporal.

El celoma de las sanguijuelas difiere de los otros anélidos al estar lleno de tejidos. El tejido circulatorio en algunas especies es gris, mientras que en otras hay una carencia de pigmentos transportadores de oxígeno por lo que no presenta color. El intercambio de gases ocurre a lo largo de toda la piel del animal y en otras especies hay presencia de branquias. Los órganos receptores incluyen células fotorreceptoras distribuidas en toda la piel. También presentan ojos que pueden variar en número de 2 a 10 y consisten en acumulaciones de células fotorreceptoras en el frente del cuerpo.

Distribución y hábitat ¿Dónde viven las sanguijuelas?

Las sanguijuelas viven en todos los continentes con excepción de la Antártica. Son más comunes en aguas poco profundas de climas cálidos en donde no haya mucha turbulencia producida por las corrientes. Algunas especies evaden la luz y generalmente se esconden bajo piedras, plantas acuáticas o en el detrito. Substratos limosos son generalmente no aptos para este grupo debido a que no pueden fijarse a la superficie. También son escasas en aguas pobres en contenido de calcio. Se ha observado que algunas especies pueden tolerar una polución en el agua que no sea muy excesiva.

Alimentación


Algunas sanguijuelas tienen una proboscis que es utilizada para consumir a su presa o para succionar sus líquidos, mientras que otras cuentan con mandíbulas que les permiten morder. Muchos individuos parasíticos son capaces de nutrirse de una gran variedad de huéspedes. En ecosistemas marinos y de aguas dulces, la mayoría de sanguijuelas dependen de peces. Algunos de las especies succionadoras de sangre son terrestres y dependen de mamíferos en su alimentación. La mayoría de las especies sólo permanecen pegadas a su huésped cuando están alimentándose. Una sola ingestión puede llegar a ser hasta 5 o 10 veces más grande que el mismo parásito y puede proveer de alimento por varios meses. Éstos cuentan con anticoagulantes que impiden que los accesos se cicatricen y que el flujo de sangre sea constante. Ciertas especies se sujetan permanentemente a su huésped y sólo se sueltan para la reproducción.

Reproducción

Las sanguijuelas son animales hermafroditas por lo que cada individuo tiene tanto órganos reproductivos masculinos como femeninos y practican fertilización cruzada. En algunas especies el esperma se almacena en espermatóforos que se sujetan al exterior de la pareja y luego estos logran atravesar la pared hasta los ovarios en donde se produce la fertilización. En otras sanguijuelas el esperma es transferido directamente en el cuerpo del otro individuo por copulación. Los huevos fertilizados son depositados en un capullo que es secretado por el clitellum y enterrado en el lodo o fijo en objetos sumergidos. Las crías son del mismo color y forma que los adultos sólo que más pequeñas. A diferencia de otros anélidos, las sanguijuelas no son capaces de reproducirse asexualmente o de regenerar segmentos corporales dañados.

Datos adicionales

Peligro de extinción

Algunas especies como la sanguijuela medicinal (Hirudo medicinalis) se encuentra clasificada como casi amenazada por la Lista Roja de Especies Amenazadas de la IUCN. Esta especie en la actualidad es rara a lo largo de todo su rango en Europa debido a la sobreexplotación que hubo para el uso medicinal. Otros factores que influyen en su estatus son la modificación de hábitats y al descenso en las poblaciones de ranas de las cuales dependen las sanguijuelas en sus etapas juveniles.

Uso medicinal

Por muchos siglos, las sanguijuelas fueron una herramienta común para los médicos en el tratamiento de muchas enfermedades. Se creía que succionar la “sangre mala” ayudaba a restaurar los desbalances en el cuerpo. En años recientes, estos animales son usados para ayudar a restaurar la circulación sanguínea en injertos o tejidos severamente comprometidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *