Poliquetos – el maravilloso mundo de la clase Polychaeta

poliquetos, clase Polychaeta
Poliquetos, clase Polychaeta
Hans Hillewaert/CC-BY-SA-3.0

El nombre de los poliquetos (clase Polichaeta) proviene de dos palabras griegas, poly, que significa muchas y chaite, pelos largos, es decir, que los gusanos poliquetos tienen muchas quetas o cerdas laterales que están presentes en cada uno de los segmentos corporales, característica que también distingue a la clase. Algunos autores los consideran la clase más grande dentro del filo Annelida, el cual incluye también a los gusanos de tierra (clase Oligochaeta) y sanguijuelas (clase Hirudínea). Sin embargo existe cierta controversia al momento de incluirlos dentro de este filo, siendo los poliquetos un grupo de invertebrados para los que todavía no está disponible una clasificación ampliamente aceptada.

La clase Polichaeta comprende 70 familias, 1600 géneros y alrededor de 13000 especies nominales, representadas la mayoría por especies marinas.


Una clasificación informal, basada en el estilo de vida de estos organismos, los divide en poliquetos errantes y poliquetos sedentarios. Siendo los errantes, las formas de vida libre más activas en cuanto a actividad locomotora. En este grupo se incluye especies pelágicas y excavadoras. Por otro lado los sedentarios son formas tubulares menos activas y generalmente pasan gran parte del tiempo en galerías que ellos mismos construyen.

Características generales

En función de la morfología que presentan se dividen en dos grupos: los que presentan segmentación o metamerización homónoma (que tienen un número variable de segmentos iguales entre sí) y los que presentan metamerización heterónoma (que presentan el cuerpo dividido en dos regiones distintas)

En cada segmento corporal o metámero, los poliquetos poseen un par de apéndices especializados (parapodios) y estructuras quitinosas, designadas por algunos autores como quetas, setas o cerdas, aunque hay ciertos representantes del grupo que pueden carecer totalmente de ellas.

Los parapodios tienen múltiples funciones, sirven para la locomoción, intercambio de gases, para protegerse de algunos depredadores e incluso controlar el flujo de agua dentro de las construcciones tubulares donde algunos viven.

En algunos poliquetos las setas pueden llegar a ser muy numerosas y largas. Su presencia permite que los poliquetos se muevan o naden con agilidad y gran velocidad, ya sea nadando a través de tubos o arrastrándose por el fondo del mar.

A diferencia de otros anélidos, los poliquetos poseen cabezas bien desarrolladas, con órganos sensoriales especializados, tales como ojos, antenas, palpos sensoriales y cirros tentaculares.

Cada segmento del cuerpo está provisto de un par de ganglios nerviosos conectados a una especie de cordón longitudinal, que conducen al “cerebro”, ubicado en la cabeza del animal.

Al final del cuerpo segmentado se encuentra una estructura similar a una cola, llamada pigidio, en la cual se aloja el ano.

La pared del cuerpo de los poliquetos presenta capas longitudinales y circulares que encierran el celoma corporal, un espacio lleno de líquido.

La mayoría de los poliquetos mide de 5 a 10 cm de longitud, aunque los hay menores a 1 mm y otros tan grandes que pueden llegar a sobrepasar los 2 metros.


Algunos presentan colores vistosos, verdes o rojos brillantes, mientras que otros exhiben tonos opacos e iridiscentes.

Debido a la diversidad de hábitats, sus sistemas circulatorios y respiratorios también varían ampliamente, algunos tienen branquias y otros respiran a través de la superficie de su cuerpo.

Hábitats de los poliquetos

La clase Polichaeta tiene una distribución geográfica a nivel mundial. Un gran número de especies son marinas y bénticas, pudiendo encontrarse en las profundidades del océano o flotando en la superficie. También pueden estar presentes en ambientes dulceacuícolas, así como en estuarios, sedimentos marinos, playas y arrecifes de coral. Algunos ejemplares, sobre todo del grupo sedentario, viven dentro de tubos que ellos mismos fabrican.

Los poliquetos son importantes en todos los niveles del ecosistema, muchos de ellos juegan un papel importante en los procesos de descomposición de la materia orgánica, por lo que suelen estar muy presentes en lugares donde hay abundante vegetación, independientemente si se trata de ambientes contaminados o no.

Otros en cambio sirven de fuente de alimento de algunas aves y pequeños animales como peces, crustáceos y artrópodos.

Su notable longevidad al igual que otros grupos exitosos en la naturaleza se debe principalmente a su capacidad de adaptarse y evolucionar en muchos hábitats.

Alimentación de la clase Polychaeta

La dieta principal de los individuos integrantes en la clase Polychaeta consiste de pequeñas plantas y animales acuáticos, aunque algunos se consideran exclusivamente carnívoros, depredadores, parásitos y carroñeros.

Reproducción y ciclo de vida

Por lo general la clase polichaeta es dioica (con sexos separados) y presentan dimorfismo sexual, siendo la hembra más larga que el macho. Tienen formas de reproducción tanto sexual como asexual. En algunos casos se valen de estímulos ambientales de tipo químico, para poder liberar gametos al medio donde se encuentran y se pueda llevar a cabo la fertilización. Algunos son hermafroditas y un menor número de especies se reproduce mediante gemación, en la cual una parte del cuerpo de un adulto se separa para formar un nuevo individuo.

Los huevos son mantenidos en el agua o en las galerías tubulares donde viven los adultos y algunos presentan cápsulas que protegen a los embriones de las condiciones ambientales. El desarrollo del huevo culmina con una fase larvaria ciliada de vida corta (trocófora), la cual sufre un proceso de metamorfosis hasta alcanzar el estadio juvenil. Otros poliquetos, en cambio, experimentan un desarrollo directo donde no se observa un estadio larval.

Bibliografía

– Tovar-Hernández y col. (2014)
– Salazar-Vallejo y Londoño-Mesa (2004)
– Capa, M. y col. (2012)
– Brusca y Brusca. (2003)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *